El coste de la vida en Polonia en 2016 – según los cálculos de foreignersinpoland.com

El coste de la vida en Polonia en 2016 – según los cálculos de foreignersinpoland.com

Venta de pan en la Feria de Pascua en Cracovia Foto: Ángel López Peiró

 

El coste de la vida en Polonia es claramente inferior al de la mayoría de países de Europa occidental, aunque también son mucho menores los sueldos–el salario medio bruto mensual en Polonia en 2016 es de 4181,49 zł/PLN (944.22 euros).

No es fácil comparar el poder adquisitivo de los polacos con otros ciudadanos europeos, teniendo en cuenta que Polonia no está dentro de la zona EURO y el valor de la moneda local fluctúa a menudo. Además hay grandes diferencias entre ciudades grandes y provincias.

Sin embargo, para poder hacernos una idea hay que fijarse primero en el coste de la vida. Así lo ha hecho el portal foreignersinpoland.com, que ha intentado calcular los precios medios en Polonia de productos y servicios habituales en la vida de cualquier ciudadano:

Vivienda

 

Ciudad Tamaño del apartamento Alquiler mensual medio
Bydgoszcz 0-38 m2 996 PLN
38-60 m2 1267 PLN
60-90 m2 1713 PLN
Gdansk 0-38 m2 1353 PLN
38-60 m2 1995 PLN
60-90 m2 2590 PLN
Katowice 0-38 m2 1279 PLN
38-60 m2 1769 PLN
60-90 m2 2399 PLN
Krakow 0-38 m2 1445 PLN
38-60 m2 1877 PLN
60-90 m2 2585 PLN
Lublin 0-38 m2 1306 PLN
38-60 m2 1688 PLN
60-90 m2 2205 PLN
Lodz 0-38 m2 1203 PLN
38-60 m2 1645 PLN
60-90 m2 2581 PLN
Poznan 0-38 m2 1159 PLN
38-60 m2 1636 PLN
60-90 m2 2201 PLN
Szczecin 0-38 m2 1186 PLN
38-60 m2 1552 PLN
60-90 m2 2014 PLN
Warszawa 0-38 m2 1984 PLN
38-60 m2 2799 PLN
60-90 m2 4015 PLN
Wroclaw 0-38 m2 1477 PLN
38-60 m2 2260 PLN
60-90 m2 2921 PLN
gastos de consumo en vivienda (mensuales) Coste mensual medio Oscilación
Básicos (electricidad, calefacción, agua, basuras) para un apartamento de  85m2 620 PLN 400-850 PLN
Internet (10 Mbps, Datos sin límites, Cable/ADSL) 45 PLN 30-60 PLN

Alimentación

Producto Coste medio Oscilación
Leche (entera), (1 litro) 2.45 PLN 2-3 PLN
Barra de pan blanco (500g) 2.64 PLN 2-3 PLN
Arroz (blanco), (1kg) 3.33 PLN 2.10-5 PLN
Huevos (12) 6.28 PLN 4.80-8.40 PLN
Queso polaco (1kg) 21.47 PLN 18-25 PLN
Pechuga de pollo (Sin huesos ni piel), (1kg) 15.55 PLN 14-17 PLN
Pierna de res (1kg) 31.34 PLN 24-40 PLN
Manzanas (1kg) 2.72 PLN 2-3 PLN
Plátanos (1kg) 4.34 PLN 3.50-5 PLN
Naranjas (1kg) 4.46 PLN 4-5 PLN
Tomates (1kg) 4.78 PLN 3.50-6 PLN
Patatas (1kg) 1.66 PLN 1-2.05 PLN
Cebolla (1kg) 1.96 PLN 1.20-3 PLN
Lechuga (1 head) 2.64 PLN 2-3 PLN
Agua (1.5 liter bottle) 1.86 PLN 1.50-3 PLN
Botella de vino (Mid-Range) 20 PLN 15-30 PLN
Cerveza doméstica (botella de 0.5 litros) 2.92 PLN 2.50-3.50 PLN
Cerveza de importación (botella de 0.33 litros) 4.15 PLN 3-5 PLN

Transporte

Concepto Coste medio Oscilación
Billete sencillo (transporte municipal) 3.40 PLN 3-4.40 PLN
Billete mensual (precio sin descuentos) 100 PLN 89-100 PLN
Bajada de bandera en taxis (tarifa normal) 6.50 PLN 5-8 PLN
Taxi 1km (tarifa normal) 2.20 PLN 2.00-4.10 PLN
Gasolina (1 litro) 4.56 PLN 4-5 PLN

Comer y beber fuera

Concepto Coste medio Oscilación
Comida en un bar de comidas, bar de leche, restaurante barato 20 PLN 15-30 PLN
Comida para 2 personas, restaurante de rango medio, tres platos 100 PLN 70-120 PLN
McMeal en McDonalds (o Combo Meal equivalente) 17 PLN 15-20 PLN
Cappuccino (normal) 7.40 PLN 6-10 PLN
Cerveza polaca de tirador (0.5 litros) en un bar 7 PLN 4-10 PLN
Anuncios

El ICEX publica el informe económico y comercial Polonia 2016

El ICEX publica el informe económico y comercial Polonia 2016

El Instituto Español de Comercio Exterior ha publicado un exhaustivo informe económico y comercial sobre Polonia que proporciona datos actualizados a 2016 sobre su situación política-económica, relaciones bilaterales, acuerdos comerciales, relaciones multilaterales y oportunidades de negocio para la empresas españolas interesadas en el país centroeuropeo.

Puede descargar aquí el Informe económico y comercial. Polonia 2016 del ICEX

 

Polonia: 25 país del mundo donde es más facil hacer negocios

Polonia: 25 país del mundo donde es más facil hacer negocios

Embalse de Czorsztyn al sur de Polonia. A su izquierda empieza la cordillera de los Pieniny y a su derecha se divisa el inicio de los Montes Tatras Foto: Ángel López Peiró

Polonia es el vigésimo quinto país del mundo donde es más fácil hacer negocios según el Doing Business Ranking 2015 elaborado por World Bank Group, publicado esta semana. Justo por detrás de Georgia y por delante de Suiza, Francia y Países Bajos.

El país centroeuropeo obtiene su mejor puntuación en comercio internacional, facilidades para obtener créditos.y resolución de insolvencias. Mucho peor valoración ha obtenido en otros aspectos, como la facilidad para la apertura de un negocio, la obtención de permisos para construcción, los impuestos y el cumplimiento de contratos.

Es necesario destacar que Polonia ocupaba el puesto 74 de esta clasificación en el año 2008, de forma que queda  muy patente la gran mejora del país en los últimos años en lo que concierne a facilitar la actividad económica.

El informe del grupo del banco mundial también ha clasificado las principales ciudades polacas según el índice de facilidad para los negocios, con unos resultados aparentemente sorprendentes: ninguna de las cinco mayores ciudades polacas figura entre las cinco ciudades donde teóricamente es más fácil desarrollar actividades económicas. Bydgoszcz encabeza la tabla, que cierra Gdansk. Varsovia y Cracovia han quedado en penúltima y antepenúltima posición, respectivamente. El registro de propiedades y la obtención de permisos de construcción son los aspectos que más negativamente ha valorado el informe en estas tres ciudades .

Facilidad para negocios de las principales ciudades polacas
Facilidad para negocios de las principales ciudades polacas.  Fuente: doingbusiness.org

Polonia, décimo mercado emergente más prometedor del mundo–según Bloomberg

Polonia, décimo mercado emergente más prometedor del mundo–según Bloomberg

El sector de la construcción de nueva vivienda se ha desarrollado considerablemente en Polonia en los últimos años. En la imagen, un nuevo bloque en Swinoujscie, en la costa báltica Foto: David Corral Abad

Bloomberg ha elaborado una clasificación de los 25 países emergentes en el mundo con un futuro económico más prometedor, que incluye a Polonia en el décimo puesto. Este país se ve superado en la lista por solo un estado europeo, Letonia, y queda por delante de las vecinas República Checa, Hungría y Rusia.

Según este índice, Polonia experimentará un crecimiento medio de un 3.4% en 2015 y 2016 (La Comisión Europea pronosticó 3.2 y 3.4 respectivamente), el más elevado entre los estados de la Europa emergente. Polonia ocupa el trigésimo segundo puesto mundial en el índice de facilidad para hacer negocios actualizado a 2015, nueve posiciones por detrás de Letonia, pero por delante de los otros países en la Europa central oriental.

Esta clasificación también tiene en cuenta la permuta de incumplimiento crediticio y el valor contable de renta variable primaria.

Estos datos no hacen más que confirmar que, pese a numerosos retos y la necesidad de reformas, Polonia se encuentra en el buen camino hacia unas perspectivas de futuro esperanzadoras.

Ranking de los 25 mercados emergentes más destacados en el mundo. Fuente: bloomberg.com
Clasificación de los 25 mercados emergentes más destacados en el mundo. Fuente: bloomberg.com

Negocios en Polonia: cuatro aspectos culturales a tener en cuenta

Negocios en Polonia: cuatro aspectos culturales a tener en cuenta
Varsovia es el mayor centro de negocios en Europa central y oriental 

Las diferencias culturales entre España y Polonia, o entre Latinoamérica y Polonia, existen pero no son enormes. Tampoco son siempre absolutamente determinantes para el éxito o el fracaso de un negocio en Polonia. Sin embargo, el conocimiento de ciertos aspectos culturales polacos sí puede ser muy útil para facilitar y beneficiar las relaciones de negocios con empresas polacas.

A continuación puede leer una traducción (con permiso de la autora) del artículo de Katarzyna E. Slobodzian-Taylor bajo el título Polish business etiquette – Four rules to remember (la etiqueta de negocios polaca, cuatro reglas para recordar) que aporta luz sobre esta cuestión. La autora, una polaca residente en el Reino Unido con mucha experiencia internacional y que tuvo que lidiar con importantes diferencias culturales en Indonesia, es la directora de la empresa de traducciones Mastermind Translations:

Desde que Polonia se unió al mercado único de la UE en 2004, es cada vez más fácil hacer negocios con empresas polacas. Sin embargo, si las diferencias culturales no son tomadas en cuenta, un trato lucrativo puede fácilmente convertirse en un fracaso humillante. Por ahora, los inversores extranjeros han aprendido a no ofenderse con la franqueza de los polacos o a no intentar romper el hielo tratando de hacer una broma acerca de los hábitos de consumo de alcohol de los polacos.

Sin embargo, hay muchas más cosas que usted debe considerar antes de coger un vuelo a Varsovia con grandes esperanzas de hacer millones de zlotys en el mayor mercado de Europa central y oriental. Estos son algunos consejos a tener en cuenta para su próxima reunión de negocios con un partner polaco:

Puntualidad

El concepto de tiempo y puntualidad cambia según la cultura. En Polonia, el valor del tiempo es relativamente alto. “El tiempo es dinero”, como dice un dicho popular polaco. Los empresarios polacos a menudo hablan de gastar y perder el tiempo como si el tiempo fuera dinero. Esto queda reflejado perfectamente en el sector privado polaco en que las oficinas abren entre las 7 y las 8 de la mañana. La puntualidad es muy importante para la gente de negocios en Polonia. Andrzej Jakubowski, hombre de negocios polaco con gran éxito en Indonesia, y presidente del Club de Negocios de Polonia en Yakarta me habla de su experiencia sobre hacer negocios en la economía más grande del sudeste asiático. “No es raro que los indonesios achaquen llegar tarde a una reunión o  el retraso en una  entrega de mercancía al mal tráfico, la inundación de carreteras o compromisos religiosos. El idioma indonesio también carece de expresiones de tiempo específicas, lo cual crea problemas”. Andrzej admite que para una persona bien organizada y puntual como él, hacer negocios con los indonesios es muy difícil.

No intente únicamente vender, haga crecer su relación

Los empresarios polacos a menudo se muestran cautelosos y reservados. Estas características se hacen especialmente evidentes cuando se comparan con un estilo americano, con un enfoque basado en echarse para adelante. Ewelina Kroll de East Europe Consulting, una consultora con sede en Polonia que proporciona apoyo a expertos de las empresas estadounidenses que desean invertir en Europa central y oriental, reconoce estas diferencias culturales entre homólogos polacos y estadounidenses. Ewelina señala que la gente de negocios en Polonia intenta no hablar sobre estos con un exceso de confianza. En cambio, valora la modestia, el trabajo duro y la experiencia empresarial. Agrega que esto proporciona un equilibrio a las relaciones de trabajo: la confianza estadounidense, el optimismo sobre el futuro y la necesidad de impresionar a menudo inspiran a los socios polacos para ser más audaces y enfocar de forma diferente los desafíos a los que se enfrentan.

No se sienta ofendido por un lenguaje muy directo

En la ceremonia de toma de posesión de su nuevo cargo esta semana, el nuevo Presidente del Consejo Europeo y ex primer ministro polaco, Donald Tusk, admitió abiertamente lo nervioso que estaba por tener que asumir este nuevo rol. Tal honestidad no es inusual en los polacos. Sin embargo, este hábito polaco de decir las cosas como son o cómo se ven crea en algunos extranjeros un dilema. La franqueza del estilo de comunicación polaco facilita un debate abierto y honesto. Tratar de endulzar un comentario crítico o un mensaje negativo conduce con frecuencia a malentendidos y a no comunicar bien la idea principal a quien escucha. Lo que podría ser considerado como una respuesta demasiado honesta, por ello poco delicada o de mala educación,  por una persona de negocios británica (o hispanohablante) es de hecho una forma de evitar cualquier ambigüedad. Este lenguaje tan franco y directo no tiene intención de ofender. Aunque en polaco las peticiones educadas a menudo parecen órdenes, en realidad pretenden mantener las cosas simples y directas. En este sentido, es importante señalar que en polaco a menudo la buena educación y la formalidad en el lenguaje está marcada en la gramática, o la entonación de lo que se está diciendo, y no en la elección de las palabras. Así que no se alarme si no escucha  un “please” cuando un hablante nativo de polaco le pida que firme un acuerdo o obtenga un contundente “no” como respuesta cuando haga usted la misma petición. Llevar las cosas de una forma imprecisa y discreta no le llevará a ninguna parte en Polonia.

Manténgase formal para mostrar respeto

La cultura de negocios en Polonia es esencialmente formal. Esta es la forma de mostrar respeto y construir confianza. Tal actitud se refleja en la comunicación, el comportamiento y la vestimenta. Małgorzata Ratajczak, Jefe de Diseño en el galardonado estudio de diseño de iluminación Emandes en Poznań, está sorprendida por la informalidad de algunos de sus clientes de Europa occidental. Margaret me dice que le entran dudas cuando un potencial cliente le manda una pregunta muy informal sobre un gran pedido de lámparas costosas. Los títulos son igualmente respetados. No se dirija a sus socios de negocios polacos por su nombre de pila hasta que ellos le inviten a hacerlo. Y una cosa más … nunca debería tener las manos en los bolsillos mientras habla con su socio de negocios polaco, si no quiere tomar el vuelo de vuelta desde Varsovia con sus esperanzas de llevar a cabo grandes negocios en Polonia desvanecidas.

Julie Meyer en Forbes: Polonia es importante y es el futuro de Europa

Julie Meyer en Forbes: Polonia es importante y es el futuro de Europa
El nuevo Centro de Congresos de Cracovia Foto: mjs-creative.com
 

La periodista y empresaria norteamericana Julie Meyer regaló a sus lectores un artículo que resume a la perfección las claves del éxito económico polaco en los últimos 25 años y la prosperidad actual del país, con relación a la esencia del carácter polaco, forjado en gran parte por la historia de este pueblo. Puede leer a continuación una traducción realizada por un servidor del artículo publicado el 7 de octubre de 2014 por Julie Meyer en Forbes.com: Empecé la semana con un montón de cosas en mi cabeza. Tomé mi vuelo a Varsovia el lunes por la mañana preguntándome como iba a pasar esa semana entera en Polonia. Mi buen amigo Pawel Tomczuk, quien es un destacado emprendedor en Polonia lo había organizado  todo para que yo diera una conferencia en el Foro de la Innovación de Gdansk, y a continuación tenía que asistir a una serie de reuniones en Varsovia y Sopot, y la conferencia anual EFNI.   También conocí a mi equipo de EntrepreneurCountry Polonia, dirigido por Michal Cieminski, que ha fundado y dirige la incubadora Seed Platinum, con Magda Borowik, para discutir nuestros planes. ¿Pero Polonia merece la pena una semana? No me esperaba en absoluto enfrentarme a  algunas de las grandes preguntas de la historia en este país de 40 millones de personas, o quedar tan enormemente impresionada por su gente. ¿Cómo no se me ocurrió venir antes?, me preguntaba durante el segundo día del viaje. Mientras estaba allí en el astillero donde Lech Walesa dirigió el movimiento Solidaridad que llevó la libertad a Polonia, a la espera de dar mi charla en el escenario del Foro de Innovación en Gdansk, conocí a Anna Hejke, una empresaria puntera que fue la intérprete de Walesa. Ahora, para los estadounidenses, Walesa es un héroe de la libertad, por lo que ya estaba intrigada. Anna no me defraudó. Anna pronto se dio cuenta que soy una esponja de la información histórica, e historia es lo que me contó. Fueron polacos los que descifraron el código Enigma y se lo proporcionaron a los británicos. Los pilotos polacos lucharon valientemente y con gran éxito en la Segunda Guerra Mundial, y en muchos casos, fueron los que marcaron la diferencia decisiva en batallas que de otro modo se habría perdido (los británicos usaron menos de un tercio de su presupuesto para el uso polaco de aviones británicos, que los polacos pilotaron para defender a Gran Bretaña). Los polacos ayudaron y liberaron a muchos  judíos. El 1 de septiembre de 1939, los polacos fueron invadidos por la Alemania nazi, y 17 días después por la Rusia soviética, pero a pesar de estar divididos por estos enemigos invasores, los polacos no se rindieron. De hecho, durante 50 años, los polacos nunca se rindieron. Su gobierno se mantuvo en el exilio en el Reino Unido durante 50 años hasta que fue devuelto a Lech Walesa en 1989 También  a lo largo de toda la Guerra Fría, los polacos nunca se rindieron. Pero, el espíritu de lucha de Polonia no es nuevo. A pesar de haber sido borrada de la faz de cualquier mapa, durante más de 120 años, la nación polaca siguió viva en su gente, para volver a surgir en el siglo XX.  La vida en un campo de distorsión de la realidad. Muchos, si no la mayoría de la gente en el mundo, dirá que su país cuenta con grandes personas, pero los polacos pueden decir esto con total confianza. He aprendido esta semana que la esencia de ser polaco es ser increíblemente persistente y determinado, nunca darse por vencido, nunca aceptar un no por respuesta, y nunca desaparecer pese a lo que el mundo pueda decir. Ese carácter se ha forjado a través de las dificultades y la tragedia, y ha constituido un carácter nacional que cuenta con un gran respaldo . Como un inversor que cree de todo corazón que el capital sigue las ideas y que la historia sólo se cambia a través de las ideas, y los que las ejecutan, voy a gastar una cantidad desproporcionada de mi tiempo  en respaldar a los empresarios polacos, ya que tienen mucho coraje, ambición y resistencia. Ah, y me enteré de otra cosa también. Esta semana, mientras me arreglaba en mi habitación del hotel cada mañana, oía de fondo las noticies sobre los manifestantes de Hong Kong y el déficit francés que llega al 98% de su PIB, que conducen a la gente a la huelga y a salir a las calles. El polaco medio ama la libertad empresarial de una manera que el francés promedio no lo hace, me sabe mal admitir. He vivido en Francia durante siete años, y es que no lo entiendo. Francia logra vender una visión del país como líder europeo rico a pesar de estar esencialmente en bancarrota. Su gente no entiende por qué se ha conseguido la riqueza que tienen. A través de las empresas que había cientos de años atrás y a través de sus empresarios actuales y el ingenio de estos, Francia creó la riqueza. Pero se ha vendido una mentira por parte de su clase política, consistente en que el gobierno puede limar las asperezas de la vida, y proporcionar una seguridad libre de riesgos a los ciudadanos. Hoy, esa mentira ha sido expuesta. En lugar de crear una identidad nacional, donde sus ciudadanos tiren juntos por la causa de la construcción de Francia, con todo el mundo dispuestos a sacrificar con el fin de crear un país que funcione para todos, las personas se pelean como forma de “proteger” a sus derechos, ajenos a la forma en el mundo está cambiando a su alrededor, dejando su país malparado. Y esta es la razón por la que Polonia importa: Los polacos no han tenido la cuchara de plata. Su libertad se inició en un astillero. Fueron tratados de forma abominable, durante la Segunda Guerra Mundial y sus secuelas. Yo tenía lágrimas en mis ojos después de lo que oí, y yo ni siquiera he leído a Norman Davies y Edward Gibbons todavía. Patton intentó marchar hasta Moscú, pero Roosevelt no le permitió terminar el trabajo. Los polacos no han acumulado capital, por lo que deben confiar en su capital humano. El mundo  les gasta bromas a sus expensas ocasionalmente. Pero ellos tienen lo que según Darwin es necesario para mantenerse en buena forma–adaptabilidad. Los polacos se han adaptado a los tiempos cambiantes. Ellos saben cómo luchar. Aman su libertad. Y entienden cómo se crea la riqueza. Probablemente voy a realizar un par de viajes de compras a París cada año durante el resto de mi vida. Francia es un buen lugar para ir de compras. Pero dadme un hombre o una mujer polaca en los que invertir mi dinero cualquier día de mi vida. Polonia está realmente abierta a los negocios. Si queremos ser optimistas sobre el futuro de Europa, hay que mirar a Polonia. Los polacos son el futuro, de Europa y del mundo.

Los contratos laborales en Polonia

Los contratos laborales en Polonia
Trabajo de construcción del nuevo Museo de Tadeusz Kantor en Cracovia en 2013 Foto: Guillermo Romero Gil

En Polonia existen varios tipos de contratos entre empleador y empleado. Para todo aquel interesado en abrir una empresa o trabajar en Polonia, es importante saber cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno de ellos y las implicaciones que tienen para el trabajador y el empleador.

Contratos de trabajo regular, conocidos en polaco como Umowa o pracę

Esos contratos se rigen por el Código Laboral. Cuando usted se inscribe uno de ellos que tienen derecho a vacaciones pagadas, permisos de maternidad y cuidado de los hijos, la indemnización por despido en el caso de despidos colectivos y el paro que dura 6 meses después de salir de su trabajo. Además, si usted está planeando tomar hipoteca usted sería considerado una persona con un ingreso estable en un banco. Aunque para los empleadores es el contrato más caro, así que no es tan fácil conseguirlo.

Hay varios tipos de contratos regulares:

1. Para un período de prueba (contrato por un período de prueba de no más de tres meses).
2. Durante un período fijado (si se  firma un tercer contrato  para un periodo determinado, se considerará que este contrato se han convertido en un contrato indefinido).
3. Para la duración de la realización de una tarea específica.
4. Por tiempo indefinido
5. Para sustituir un empleado – en caso de la ausencia justificada del trabajo de un empleado, el empleador puede contratar a otro trabajador en virtud de un contrato de trabajo para un tiempo determinado durante el período de ausencia del trabajador al que sustituye.

Contratos de derecho civil

Esos contratos se rigen por el Código Civil, por lo que se diferencian de los anteriores principalmente en que especifican una cantidad de trabajo que se hará en un plazo de tiempo definido, a menudo sin fijar las horas de trabajo; los más habituales, entre muchos otros, son estos dos:

1. umowa zlecenie Por el desempeño de una actividad especificada. No impone límites diarios o semanales de tiempo para realizar el trabajo, no requiere el pago de horas extras, no obliga a la creación de reglamentos internos de trabajo, requiere cobertura médica pero no requiere en todos los casos proporcionar la protección social obligatoria al empleado.

2. umowa o dzieło Para el logro de un resultado específico
Los contratos para realizar una tarea o trabajo especificado se realizan con frecuencia debido a que no están sujetos a las contribuciones de seguridad social. Sin embargo, si una empresa llega a la conclusión de un contrato para realizar una tarea o trabajo específico con un empleado, que está obligado a pagar contribuciones de seguridad social al igual que en el caso de un contrato de trabajo.

Maneras de poner fin a una relación contractual de trabajo en Polonia

Un contrato de trabajo puede ser disuelto:
1. Con el acuerdo de las partes.
2. Si una de las partes da aviso (empleador o empleado) con un plazo de preaviso. El preaviso obligatorio para un contrato indefinido es de dos semanas hasta los 6 meses desde el inicio del contrato, de un mes hasta los 3 años desde el inicio del contrato, y de 3 meses a partir de ese momento, pero en este caso negociable entre empresa y empleado.
3. Si una de las partes da aviso sin un período de preaviso.

Un contrato celebrado por tiempo determinado o por el tiempo que se tarda en completar una tarea específica se disuelve al final del término o cuando se completa la tarea (aunque puede, en ciertas circunstancias, ser disuelto antes).

Fuentes: Elaboración propia e información proporcionada por el portal foreignersinpoland.com