Polonia aprueba con buena nota en inglés

Polonia aprueba con buena nota en inglés

En la calle Bracka del centro histórico de Cracovia se proyectan poemas y mensajes mandados por cracovianos y visitantes en diferentes idiomas. Foto: poemat.com.pl

Polonia saca un notable cercano al excelente en inglés. El país centroeuropeo se encuentra entre las 10 naciones del mundo (no anglosajón) donde los ciudadanos tienen un mayor dominio de la lengua de Shakespeare.

Así queda reflejado al menos en el informe EF English Proficiency Index 2015, que sitúa a Polonia en la novena posición entre un total de 70 países que se han analizado para la realización de este índice.

Las causas de este éxito con el inglés hay que buscarlas en las reformas educativas que han ido implantando el inglés como lengua vehicular secundaria en la educación obligatoria y en el interés generalizado por aprender idiomas extranjeros entre los polacos, sobre todo visible en las generaciones más jóvenes. Las academias de idiomas aparecen como setas en todas las ciudades polacas, donde el interés por el español también es notable y ha crecido en los ultimos años. No en vano unas 80.000 – 100.000 personas hablan español en Polonia.

En los cines polacos todas las películas (excepto las de animación para niños que son dobladas) se proyectan en versión original con subtítulos en polaco y en televisión, pese a la presencia del lector (doblaje con una sola voz,con las voces originales de fondo, muy típico de los países de la esfera postsoviética) por defecto, también existe la posibilidad en muchos canales de cambiar el audio a versión original.

Aprender inglés es visto en Polonia como una forma muy eficaz de ganar competitividad laboral en Polonia o posibilidades de poder emigrar al Reino Unido u otros países del norte de Europa.

Además, en un sentido más amplio y cultural, conviene explicar que  tras la Segunda Guerra Mundial y sobre todo tras el regreso a la democracia capitalista, una gran parte de la sociedad y las élites polacas entendieron y comunicaron que los polacos masivamente (no sólo las élites) deberían dominar el uso de lenguas extranjeras para mejorar sus relaciones con otras naciones y así evitar que tengan lugar otra vez los trágicos conflictos con sus vecinos que sufrió el país a lo largo del siglo XX.

Aún así, es necesario puntualizar que debido a las Particiones del país durante 123 años entre los tres imperios vecinos, muchos polacos a lo largo del siglo XIX y principios del XX fueron educados en aleman o en ruso, por lo que muchos polacos dominaban estos dos idiomas antes del conflicto en 1939. Por otra parte, el idioma  extranjero favorito y muy usado de la élite intelectual, económica y militar polaca durante esa época era el francés. Francia era el referente, el destino de muchos polacos que emigraron durante el siglo XIX y la nación que intentó devolver a Polonia su independencia. Polonia fue un país muy francófilo hasta hace bien poco, ya en la Polonia poscomunista, en que el interés de los polacos viró hacia el mundo aglosajón.

Es importante señalar que en Polonia hay grandes diferencias en cuanto a dominio del inglés  entre las grandes ciudades–donde muchos polacos tratan con visitantes y residentes extranjeros–por un lado, y las capitales provinciales y zonas rurales por el otro.  Asimismo, existen unas enormes diferencias intergeneracionales en cuanto al conocimiento de este idioma, ya que el inglés no se introdujo en el sistema educativo de Polonia y adquirió popularidad a orillas del Vístula hasta los años 1990 tras la caída del comunismo. En la época bajo el telón de acero el idioma más estudiado en Polonia era evidentemente el ruso (por su obligatoriedad en el sistema educativo), además del francés y el alemán.

Por último, es también  necesario puntualizar que “un porcentaje significativo de polacos tiene un alto nivel de comprension del inglés, lo habla con cierta soltura, pero ni lo habla ni lo escribe con un elevado grado de perfección“. Así al menos lo asegura el norteamericano Douglas Wilcox, profesor de lingüística e inglés en la Universidad Pedagógica de Cracovia.

A continuación puede consultar el ranking de dominio del inglés EF English Proficiency Index 2015:

ef epi index mundo

regional ranking ef epi Europa

Anuncios

¿Cuánto ganan los maestros en Polonia? Una de las claves del éxito polaco en educación

¿Cuánto ganan los maestros en Polonia? Una de las claves del éxito polaco en educación

Instituto donde San Juan Pablo II cursó sus estudios de secundaria en Wadowice, sur de Polonia. Foto: Ángel López Peiró

Una, entre muchas otras, de las claves de la mejora del sistema educativo polaco, reconocida por el último informe PISA (2012), es la mejora de los sueldos de los docentes polacos en los últimos 10 años. Esta parece tener efectos positivos en el rendimiento de los estudiantes, posiblemente a causa de una mayor motivación y satisfacción de los educadores polacos, que sin embargo siguen ganando sueldos muy bajos, por debajo del sueldo medio en Polonia. Unos salarios que al mismo tiempo no parecen atraer trabajadores a este sector sólo por motivos económicos, sino mucho más por vocación e intereses.

Pero, ¿cuánto y de que forma se incrementaron los sueldos en el sistema educativo polaco?

El periódico Gazeta Prawna publicó en octubre de 2013 datos sobre la evolución de los salarios de los maestros polacos entre los años 2005 y 2013.

La siguiente tabla incluye los sueldos mínimos brutos mensuales en zloty de los maestros polacos de escuelas, gimnasios y liceos (educación primaria y secundaria) con titulación de máster, (magister en polaco, 5 años, equivalente a licenciatura en España) y un curso de preparación pedagógica, clasificados por rango laboral. Aquellos maestros que cuentan con un título de diplomatura (licencjat en polaco, 3 años, grados actuales en casi toda Europa) o ingeniería, o que completaron estudios de magister pero no completaron el curso pedagógico tienen sueldos inferiores a los listados a continuación.

Año En prácticas o aprendices Contratados Designados Cualificados
2005 1143  1355  1716  2059
2006 1160  1375  1742  2090
2007 1218  1444  1829  2195
2008 1418  1644  2014  2380
2009 1906  1962  2227  2616
2010 2039  2099  2383  2799
2011 2182  2246  2550  2955
2012 2265  2331  2647  3109
2013  2265  2331  2647  3109

Fuente: gazetaprawna.pl

Es significativo que el mayor incremento de sueldo mínimo entre 2005 y 2013 se produjo entre los maestros de rango laboral más bajo (98%), los que empiezan su carrera, y el menor entre los de categoría profesional más alta (50%), con más tiempo en la profesión.

Polonia, uno de los mejores países del mundo para ser mujer trabajadora

Polonia, uno de los mejores países del mundo para ser mujer trabajadora
Mujeres paseando por una calle del Centro Histórico de Torun Foto: David Corral Abad

La prestigiosa publicación The Economist publicó el 8 de marzo de 2014, coincidiendo con la celebración del día de la mujer a nivel internacional, una lista con los mejores y peores países para ser mujer trabajadora en la OCDE basada en el índice del techo de cristal, de 0 a 100. La posición de cada país en la lista depende de la ponderación que se haga de los factores que la clasificación tiene en cuenta.

En todo caso, para la mayoría de ponderaciones que se pueden hacer Polonia aparece en la parte superior de la tabla por debajo de los países escandinavos, Noruega, Suecia y Finlandia, pero por encima de la mayoría de países europeos y de la OCDE.

Índice techo de cristal Fuente: economist.com
Índice techo de cristal Fuente: economist.com

Los factores que el índice techo de cristal tiene en cuenta son el porcentaje de mujeres con educación superior, el nivel de participación de las mujeres en el mercado laboral, la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres, el porcentaje de mujeres con cargos de alto directivo y en el consejo de administración de las empresas, así como los costes de cuidado de los niños, los días de baja laboral por maternidad, el porcentaje de mujeres en el examen de admisión para graduados en gestión de empresa, y el número de mujeres como diputadas en el parlamento nacional.

El factor que afecta más negativamente el índice techo de cristal de Polonia es el porcentaje de mujeres en el mercado de laboral, mientras que es el país en la lista con más días de baja laboral por maternidad–que en Polonia es de 1 año (con sueldo de la trabajadora cubierto al 80%–y el tercer país donde hay menos diferencias de salario entre hombres y mujeres.

Índice techo de cristal con otra ponderación Fuente: economist.com
Índice techo de cristal con otra ponderación Fuente: economist.com

“Una república que tiene una corona en su escudo es un país que nunca está contento con lo que tiene”. Entrevista a Raúl Fernández Jódar, profesor de la Universidad Adam Mickiewicz de Poznań. 15 años en Polonia

“Una república que tiene una corona en su escudo es un país que nunca está contento con lo que tiene”. Entrevista a Raúl Fernández Jódar, profesor de la Universidad Adam Mickiewicz de Poznań. 15 años en Polonia

Fernández Jódar es un buen conocedor de la cultura popular polaca. Foto: Czar PRL, Ángel López Peiró

raul fernandez jodar

Raúl Fernández Jódar (Barcelona, 1972) trabaja como profesor de gramática del español como lengua extranjera en la Universidad Adam Mickiewicz de Poznań, Polonia desde 1999. Paralelamente ha colaborado con medios polacos, y escribe habitualmente para El Huffington Post sobre la actualidad española –con inevitables referencias a Polonia. En 2013 publicó una recopilación de sus escritos para este medio bajo el título Cuando ser español dejó de ser exótico. 

Ahora también ha decidido probar suerte con la ficción y recientemente ha publicado su primera novela, Ultramort 212 (Editorial Seleer).

Ángel López Peiró: ¿Por qué se trasladó a Polonia? ¿Por qué decidió quedarse?

Raúl Fernández Jódar: Desde mi época universitaria sabía que quería vivir fuera de España. Antes de terminar los estudios conocí a la que sería mi esposa y como ella es polaca, pues me vine a Polonia. Si hubiera sido japonesa, me habría ido a Japón. Los primeros años estuve con un pie en España y otro en Polonia. Pero finalmente, cuando recibí una oferta de la universidad para la que actualmente trabajo, decidí establecerme definitivamente aquí.

¿Qué le gusta más y le gusta menos de vivir en Polonia?

Lo que más me gusta de Polonia es la calidad de vida de la que disfruto y que no podría tener en España. Y lo que menos me gusta es el hecho de no poder ir a una librería donde todos los libros estén en español.

¿Cómo maneja el idioma polaco? ¿Fue la dificultad del idioma un gran problema para usted durante los primeros años en el país?

Todavía no estoy seguro de si manejo el idioma polaco o el idioma polaco me maneja a mí. Realmente el no hablarlo no fue un gran problema los primeros años porque en mi trabajo utilizo más el español que el polaco. Evidentemente, el trabajo no lo es todo y si no hubiera aprendido polaco, no habría podido sacarme el carné de conducir o arreglar la tarjeta de residencia. No puedes vivir en un país y no hablar su idioma porque entonces te conviertes en un inútil que va  a depender siempre de terceras personas.

Usted lleva más de 15 años viviendo en Polonia. Conoce bien el país. Si tuviera que resumir en un tweet cómo es Polonia y cómo son los polacos, ¿qué escribiría?

Una república que tiene una corona en su escudo es un país que nunca está contento con lo que tiene.

¿Estaría de acuerdo en que Polonia es esencialmente un país tradicional, católico y más bien conservador?

Existe una Polonia tradicional, católica y conservadora. Pero también es verdad que existe otra Polonia, seguramente más visible en el oeste del país y en Varsovia, que es anticlerical y poco dada a conservadurismos. De hecho, me parece que estas dos tendencias están cada vez más acentuando su oposición.

¿Cómo ve el futuro de Polonia desde el punto de vista político, económico y social?

Polonia tiene en general un buen futuro porque su crecimiento no ha sido desaforado como el español sino poco a poco y sin burbujas inmobiliarias. El tema político queda aparte. La polaca es una sociedad que vive de espaldas a los políticos como se refleja en el porcentaje de participación en cualquier elección. No tiene interés en la política y ni siquiera en muchas ocasiones tiene clara la ideología de los partidos. Es por eso una sociedad que en política es muy personalista y poco ideológica.

¿Qué puede aprender España de Polonia?

España puede aprender muchas cosas y muy importantes de Polonia. Por ejemplo cómo organizar el sistema educativo de manera más lógica y eficiente sin gastar tanto dinero. O cómo tener un sistema electoral de listas abiertas plenamente democrático sin el temor de que en una lista cerrada te cuelen un delincuente al que no quieres votar. O cómo tener un sistema de financiación de las regiones claro y sin trampas ni cartón con un porcentaje máximo de aportación de las regiones al estado en función del PIB de cada una de ellas. Estos son ejemplos de diferentes aspectos que en España no se han solucionado en 40 años de democracia y que en Polonia ya habían resuelto de entrada. Pero lo más importante que puede aprender España es de la repostería polaca. Deberían venir a Polonia los pasteleros españoles y aprender a hacer un dulce en condiciones.

¿Qué puede aprender Polonia de España?

Más que de España, de los españoles. Vista desde la distancia la española es una sociedad tremendamente abierta y tolerante a pesar de lo que algunos puedan pensar. Esa tolerancia y respeto al diferente me parece el principal valor de la sociedad española.

¿Cómo ve el nivel de interés por el español en Polonia? ¿Hay aspectos particulares en la enseñanza del español que los profesores deben tener en cuenta en Polonia?

Cuando empecé a trabajar como profesor de español como lengua extranjera en Barcelona, ya se decía que había una moda por estudiar español. Han pasado casi 20 años desde entonces y la moda no es tal sino una realidad plenamente asentada. En Polonia el interés por el español no solo se ha mantenido sino que ha crecido poco a poco pero sin pausa. Desde que empecé a trabajar en la Universidad Adam Mickiewicz de Poznan el número de plazas para estudiar filología hispánica se ha doblado. La universidad que actualmente no oferta como mínimo un lectorado de español es una universidad obsoleta.

¿Es Poznan, además de la capital polaca del comercio la ciudad más moderna de Polonia? ¿Qué le gusta y no le gusta de vivir en esta ciudad? ¿Qué otra ciudad polaca le gusta para visitar? ¿Se plantea vivir en algún otro sitio en Polonia algún día?

Si dijera que Poznan es la ciudad más moderna de Polonia seguramente los habitantes de Cracovia o de Varsovia se escandalizarían. Pues que se escandalicen. Poznan es la mejor ciudad de Polonia y la más moderna. Además, tiene el tamaño ideal entre lo que es el bullicio de una gran ciudad y la tranquilidad de un pueblo. Por eso puedo vivir en una zona boscosa a las afueras de la ciudad y trabajar en el centro, a 20 minutos en coche. Si no hay atascos, claro. Lo único que no me gusta es que Poznan suele quedar al margen de las grandes giras de los grupos que a mí me gustan y tengo que desplazarme para poder asistir a conciertos.

Publicó recientemente su primera novela, Ultramort 212, una historia de terror y fantasía ubicada en un pueblo del Empordá en Cataluña, España. ¿Hay alguna influencia de Polonia y su vida en este país en esta obra literaria?

En Ultramort 212 no hay ninguna influencia ni referencia a Polonia. En cambio en algunos relatos que he escrito sí que aparece de alguna manera. Este mismo año he publicado un relato en una antología titulada Saborea la locura (Chiado, 2014) y que está protagonizado por un emigrante polaco en Noruega. También el año pasado publiqué un relato en la revista Ultratumba protagonizado por dos turistas españoles de visita por Polonia. Y estoy seguro de que en el futuro escribiré una novela que tenga al país como protagonista.

¿Consume cine o literatura polaca habitualmente? ¿Cuáles son sus directores de cine o escritores polacos favoritos?

Witkacy, Bruno Schulz y Witold Grombrowicz son para mí la Santa Trinidad de la literatura polaca. También me gusta la poesía de Tadeusz Różewicz y de Zbigniew Herbert. Del primero estuve a punto de traducir con mi mujer una antología que seleccionamos de acuerdo con el mismo Różewicz. Era el año 1999. Conservo todavía la carta de su puño y letra en la que me manda el listado definitivo de poemas a incluir. Lamentablemente, la editorial española que iba a publicar la antología se echó para atrás. Publicar poesía en España es una inversión sin beneficio. Curiosamente, también traduje con mi mujer el libro de poemas Pan Cogito de Herbert. En este caso no llegó a publicarse porque la viuda de Herbert no estaba contenta con el dinero que le proponía la editorial en concepto de derechos de autor. La mujer no podía entender que la poesía en España no da dinero y consideró una ofensa hacia el genio de su marido la oferta que le propusieron. Total, que en un cajón debo de tener todavía una traducción de Pan Cogito.

No sigo mucho el cine polaco, aunque gracias a él descubrí que Copérnico era en realidad mujer. Las numerosas comedias románticas de los últimos años me han hecho perder el interés. Aunque de vez en cuando aparece algún diamante como Ida o El alzamiento de Varsovia.

¿Por qué Polonia cuenta con uno de los mejores sistemas educativos del mundo, según el Informe PISA 2012 de la OCDE?

Escribía hace pocos días sobre el proyecto Akademia Przyszłości (Academia del Futuro), sobre el gran interés que se percibe en la sociedad polaca por la educación y la fama que tiene Polonia de contar con un muy buen sistema educativo — tanto a nivel de educación obligatoria como de educación superior. Pues hoy se ha publicado el Informe PISA 2012 de la OCDE que viene a refrendar esta imagen sobre la educación obligatoria en Polonia.

El país centroeuropeo ha quedado situado entre los mejores países en el ranking del informe, por encima de la media y de la mayoría de países miembros de la OCDE y, lo que cabe destacar, por encima de muchos países que cuentan con muchos más recursos económicos para poder invertir en educación.

Polonia ocupa el puesto 14 en competencia matemática (España el 33), puesto 10 en comprensión lectora (España el 32) y el noveno puesto en competencia científica (España el 29). Respecto al último informe, el realizado en 2009, Polonia ha subido tres lugares en el ranking en cuanto a comprensión lectora,  ocho en competencia matemática y siete en competencia científica.

Fuente: elpais.com
Fuente: elpais.com

El informe PISA (Program for International Student Assessment, en español Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos) se elabora por encargo de la OCDE y es parecido a un examen de inteligencia. Lo realizan estudiantes de 15/16 años de edad que resuelven las mismas preguntas de un examen cognitivo en todos los países participantes.

Estas son algunas claves del éxito polaco actual (el país puede y debe mejorar mucho todavía) en educación obligatoria:

  • Profunda reforma del sistema en 1999 y 2009. Visión a largo plazo. No se produjeron cambios en el modelo con los cambios de gobierno de turno.
  • Autonomía para los centros pero con exámenes centralizados y financiación local.
  • Cultura del esfuerzo muy extendida en Polonia
  • Valor e importancia que se le da a la educación a nivel social en Polonia
  • Tras la caída del Comunismo los diferentes gobiernos han diseñado un sistema educativo pensado para sacar el país de la pobreza, abrir Polonia al mundo e incluso preparar a sus estudiantes para que puedan salir del país con garantías de triunfar en el extranjero si su país todavía no lo permite.
  • Importancia de las lenguas extranjeras, y el inglés por encima de todas por supuesto, en el sistema educativo polaco desde la caída del Comunismo
  • Maestros y profesores que aunque ganan muy poco dinero, tienen una gran vocación educativa (muy poca gente se mete a maestro y profesor en Polonia sin tener vocación para ello, ya que hay muchas otras formas de empleo relativamente fácil de conseguir con mejores salarios). Aún así, el sueldos de los maestros y profesores se ha incrementado en los últimos 10 años y se les ha proporcionado muchos incentivos.
  • La educación obligatoria empieza a los 6 o a los 7 años.
  • Tres fases: escuela básica, gimnasio y liceo  que termina un año más tarde que en muchos otros países, los polacos se incorporan a la universidad a los 18/19 años.
  • Implicación de los padres en la educación de los hijos.
  • Respeto del alumno y de sus padres a la autoridad del maestro o profesor.
  • Iniciativas como Akademia Przyszłości (Academia del Futuro) impulsadas desde la sociedad civil para ayudar a alumnos con problemas, entornos difíciles o pocos recursos.
  • Herencia del sistema educativo comunista basado en la disciplina y la cultura del esfuerzo.
  • Reforma educativa iniciada por Polonia a finales de los años 1990
  • Una sociedad más bien poco consumista en comparación con otros países europeos, donde los niños y adolescentes cuentan con menos productos de consumo que les puedan distraer de los estudios.
  • Un clima que durante muchos meses no incita a los alumnos a salir a la calle

Para saber más sobre la exitosa reforma educativa en Polonia, es conveniente leer el informe realizado sobre esta cuestión por Zbigniew Marciniak de la Universidad de Varsovia (en inglés).

Akademia Przyszłości (Academia del Futuro), en favor de la educación y el desarrollo personal de los escolares en Polonia

Akademia Przyslosci

Akademia Przyszłości (La Academia del Futuro) es un proyecto en Polonia por el cual miles de voluntarios ayudan a niños y adolescentes con edades comprendidas entre los 7 y los 14 años con sus estudios y su desarrollo personal al salir de clase. La entidad fundatora de esta iniciativa es Stowarzyszenie WIOSNA (Asociación Primavera), la misma organización que está detrás del proyecto Szlachetna Paczka, sobre el que escribí hace unos días.

Akademia Przyszłości estuvo presente en 20 regiones de Polonia en la última edición (20 regiones, 23 ciudades, 1.434 alumnos, 1.497 voluntarios). En esta edicion 2013/2014 se han implicado 24 regiones, 25 ciudades, más de 120 escuelas, 1.700 alumnos y mas de 1.700 voluntarios. La primera edición de esta iniciativa tuvo lugar solamente en Cracovia en 2003 y en ella participaron 30 alumnos.

La misión de Akademia Przyszłości es Inspirujemy do wzrastania aby każdy wygrywał w życiu! (Inspiramos el crecimiento personal para que cada uno gane en la vida!) . Eso quiere decir que cada nińo pueda aprender a ganar tanto en la escuela como en la vida. Lo principales valores educativos que Akademia Przyszłości promueve son:

  • crecimiento y desarrollo personal con independencia
  •  responsabilidad
  •  creatividad
  •  compromiso e implicación individual

Akademia Przyszłości pretende:

  • ayudar al alumno a descubrir lo importante y especial que es – durante los encuentros con el tutor
  • ayudar al estudiante a creer que puede desarrollar y compartir la bondad ejerciendo el papel de tutor, e intentar que gracias a su fuerza pueda inspirar a los demas
  • crear espacio para todos los que quieren ayudar de manaera sabia, por ejemplo, como el donante, el profesor, el pedagogo o el director de la escuela

¿Cómo se financia el proyecto? A través de:

  1. donantes que financian indeks sukcesów ( lo traduciríamos como libreta de éxitos, y  un indeks cuesta 500zł) [1]
  2.  La inicitaiva“Kochani, będziemy mieli dziecko” (queridos, vamos a tener un hijo)
  3.  donantes de 1% del impuesto del PIT
  4.  donaciones del Estado polaco
  5.  empresas colaboradoras

indeks sukcesów

A finales del año escolar los donantes reciben una carta escrita por el voluntario, en la que describe como ha cambiado el alumno y describe sus éxitos. Además, el donante recibe una carta de agradecimiento.

El proyecto Akademia Przyszłości tiene tres patrocinadores de honor:

  1. Rzecznik Praw Dziecka (Defensor del Menor en Polonia)
  2. Ministerstwo Nauki i Szkolnictwa Wyższego (Ministerio de Ciencia y Educación Superior)
  3. Ministerstwo Edukacji Narodowej (Ministerio de Educación Nacional)

Los voluntarios son llamados tutores. La mayoría de los voluntarios son estudiantes universitarios. Una vez por semana quedan con sus alumnos (un tutor tiene solo a un alumno) en las escuelas. Durante todo el ańo escolar, el tutor es como un profesor exclusivo para el alumno, que le ayuda en solo una asignatura que es muy dificil para el y que normalmente saca notas malas de esta asignatura. Aparte de ayudar con problemas del aprendizaje, los voluntarios tienden a ayudar emocionalmente a sus alumnos. En realidad, la ayuda emocional es mas importante que las buenas notas de los exámenes, porque los alumnos vienen de las familias donde les puede faltar el apoyo o el dinero o ayuda o comprension. El tutor ayudando en una asignatura le enseña al alumno que el sí que vale, que es capaz de tener éxito, que tiene derecho a soñar y cumplir sus sueños, que es único, que puede vencer las dificultades en la escuela y en la vida y que puede confiar en sí mismo.

¿Cómo ayudar?

  1. Todavía necesitan más voluntarios en toda Polonia. Los interesentados en registrarse como voluntarios pueden mandar una solicitud a través de la página zostantutorem.pl
  2. Comprando indeks en kupindeks.pl/
  3. bedziemymielidziecko.pl. Esta es una iniciativa especial dedicada a las parejas que van a casarse. Entre sus invitados a la boda anuncian que participan en esta iniciativa y recaudan dinero para comprar un indeks. Entonces los invitados en vez de regalar flores/vinos, regalan algo de dinero para comprar un indeks
  4. Donando un 1% de los impuestos a la asociación Stowarzyszenie WIOSNA: KRS 00 00 05 09 05, en el formulario PIT (versión polaca de la Declaración de la Renta)

Esta iniciativa es un muy buen ejemplo de la gran importancia de la educación en la sociedad polaca y el gran enfásis en este área de las políticas públicas en Polonia. No en vano el país centroeuropeo tiene la fama de contar con uno de los mejores sistemas educativos en Europa.

[1] Indeks es una libreta pequeńa donde se anotan los exitos de sus alumnos, no hay notas.  Indeks en si es una libreta de notas de los estudiantes universitarios en Polonia. La libreta de los alumnos de la Akademia Przyszłości es del mismo tamaño que la de los estudiantes, puede que por eso se llame “indeks”, pero en vez de poner notas, los voluntarios apuntan los pequeños y grandes exitos de los alumnos.