Ángel Perdomo crea el nuevo emblema de ‘La Polonia de los polacos’

Ángel Perdomo crea el nuevo emblema de ‘La Polonia de los polacos’

El ilustrador y artista español Ángel Perdomo, residente en Cracovia y natural de Tenerife en las Islas Canarias, ha completado el encargo de crear un nuevo emblema para el proyecto online de comunicación e investigación sobre Polonia, su historia, cultura, sociedad, situación política y economía bajo el título ‘La Polonia de los polacos’.

Perdomo es un artista de formación autodidacta especializado en pintura y dibujo, que también cursó un curso de ciclo superior de ilustración en Granada, y  que está desarrollando su carrera en Polonia. El pasado mes de enero organizó en el Instituto Cervantes de Cracovia la exposición Luciérnagas en la pared. Entre España y Polonia,que presentó muchos de sus trabajos y tuvo un gran éxito.

El propio Ángel Perdomo explica a continuación con detalle el concepto y el proceso creativo detrás de este trabajo:

La ilustración que da imagen al nuevo banner emblema del proyecto ‘La Polonia de los polacos’ desde un principio, por las mismas características del encargo, tenía que cumplir con el objetivo de representar visualmente a la cultura polaca.

Tras un primer proceso de búsqueda de soluciones, la idea que consideré más adecuada fue la de abordar la cultura polaca a través de su historia y de los personajes icónicos de la misma.

De este modo, plante él banner en forma de composición de cuatro imágenes, en este caso personajes arquetípicos. La manera de representar esto ha sido mediante figuras impersonales, en las cuales el personaje representado tiene mayor valor como símbolo de un colectivo histórico que como indentidad individual.

El banner hace una progresión histórica a través de cuatro imágenes:

Ángel Perdomo  angelperdomo.com
Ángel Perdomo angelperdomo.com

En primer lugar está representado el folclore polaco con la figura de una mujer con traje típico.

Luego se puede ver la figura de un judío que representa la importante presencia judía en la historia y cultura polaca.

A continuación se muestra la figura de un soldado, que representa los conflictos bélicos producidos en el país, donde el sucedido en 1939 con la invasión alemana ha sido el más relevante, debido a su crueldad contra la población (especialmente la judía) y por ser un hecho que desencadenaría la II Guerra Mundial.

Por último está representada la revolución política de Solidarność contra al régimen comunista, la figura que simboliza esto es la de un hombre de clase media, portando un crucifijo en su pecho, ya que dicho movimiento revolucionario fue llevado a cabo por un conjunto de personas de clase media, obrera y católica.

El discurso visual es limpio y sencillo, con unas intervenciones cromáticas muy puntuales. Esta ha sido una intención planteada desde el inicio del proyecto, ya que tenía el propósito de hacer una ilustración con un gran carácter gráfico, alejada de la representación realista de los personajes para evitar así un resultado demasiado obvio o literal.

A la vez que la representación cromática tampoco quería que fuera realista, por los mismos motivos anteriormente dichos y por la idea de conservar una estética sobria y elegante, la cual se vería afectada negativamente con el uso de una gran cantidad de colores.

Más información sobre Ángel Perdomo en su página web

Anuncios

Cafe Fińska, la única cafetería gratuita en Polonia

Cafe Fińska, la única cafetería gratuita en Polonia
Café Finska en el barrio de Podgórze en Cracovia, la única cafetería gratuita en Polonia Foto: facebook.com/Café-Finska
Café Finska en el barrio de Podgórze en Cracovia, la única cafetería gratuita en Polonia Foto: facebook.com/Café-Finska

El pasado domingo por la noche estuve en una cafetería de Cracovia donde no tuve que pagar por mi consumición. La primera y única cafetería gratuita en Polonia y quizá uno de los pocos establecimientos de este tipo en Europa. Un espacio donde disfrutrar de café, té, galletas, cine y eventos culturales sin tener que rascarse el bolsillo. Un lugar donde no tienen Wi-Fi,  ya que prefieren que la gente hable.

Café Finska comenzó como un proyecto del artista Michał Mioduszewski durante el Festival ArtBoom Grolsch en junio de 2013. Para la realización de un proyecto bajo el título ” las revoluciones se producen en los cafés”, Michał encontró un local interesante vacío, que antes ocupaba una pequeña tienda, en la esquina que se encuentra en el cruze de las calles ul. Lwowska y ul. Józefińska, en el barrio de Podgórze, justo donde se encontraba uno de los límites del antiguo gueto judío creado por los nazis de 1941 a 1943.

Un barrio, en el que estuve viviendo durante un año, con un gran nivel de activismo social que está experimentando una progresiva gentrificación y es cada vez más frecuentado por la gente joven para disfrutar de la vida nocturna y cultural además de ser el hogar de muchos artistas.

Michał habló con los residentes locales, los artistas del festival, los voluntarios y los visitantes y poco a poco una tienda vacía, de forma triangular, se transformó en una nueva cafetería.

Este espacio se convirtió en un lugar de encuentro, donde los artistas trabajaban, hablaban y la gente vino, trayendo viejas sillas y mesas, para sentarse, beber, hablar, dibujar y pintar. Todo en la cafetería fue donado, algunos fondos del festival ayudaron a pagar el alquiler inicial y las provisiones de café, té y galletas. Todo era gratis, para eliminar las barreras financieras que podrían haber evitado que  las personas se juntaran. Otro elemento característico del Cafe Finska durante el festival fue una gran mesa cubierta por un mantel de papel en el que los clientes podían pintar o dibujar algo como “forma de pago” por los refrescos.

Los vecinos del barrio empezaron a traer tortas caseras y otras delicias. También se intercambiaron libros viejos y DVDs . Este proyecto artístico  se convirtió en el lugar de reunión favorito para mucha gente. La gente estaba más inclinada a hablar entre sí y con desconocidos que en una cafetería convencional.

Como la fiesta llegó a su fin, un grupo de personas que estaban disfrutando de lo que se había convertido en Cafe Finska quería que el local continuara funcionando. Se reunieron y hablaron, y decidieron buscar ayudas públicas. Los representantes de la administracción local con los que contactaron fueron más un obstáculo que una ayuda, ya que les pusieron muchos requisitos relacionados con controles financieros y de salud y seguridad oficiales, pero el grupo Finska persistió en su proyecto.

Finalmente las donaciones y un pequeño esfuerzo de financiación público aseguraron una pequeña suma para costear el alquiler y calefacción. Un miembro del grupo fue a encontrarse con el dueño de la tienda para hacerse cargo del contrato de arrendamiento. Más tarde, Groupon.pl les proporcionó una suma más cuantiosa como un premio al ‘ mejor proyecto comunitario ‘ –lo suficiente como para cubrir los costes de varios meses. Y así, Cafe Finska sigue funcionando hoy en día.

¿Qué te puedes encontrar en Café Finska?

Posiblemente un mini concierto, un juego de ajedrez, un espectáculo de cine, una charla sobre un tema interesante, una clase de Inglés, o tal vez una lección musical. Un voluntario te ofrecerá té o café, y quizás un aperitivo o galletas si uno de los otros invitados ha traído algo. Ven preparado con tus propias galletas o pasteles favoritos, que siempre son bienvenidos.

Cuando yo estuve había gente jugando al ajedrez y otros simplemente conversando, en polaco y en inglés. Tras cruzar la puerta no tardaron a preguntarme sobre mi nombre, procedencia y vida en Polonia, algo a lo que uno ya está bastante habituado.  Sobre todo había gente joven, polacos, pero también un hombre inglés afincado en Cracovia muy implicado con el proyecto. Con él y otra chica estuvimos hablando sobre el mundo editorial, y también sobre el desarrollo urbano de la ciudad y la situación actual de Polonia.

Cafe Finska siempre será gratis. Aquí no tienes que pagar un solo zloty o dibujar algo, si no quieres. La cafetería es tan diferente cada día como la gente que entra a través de sus puertas. Entablar conversaciones interesantes y conocer gente singular está garantizado.

Café Finska está abierto todos los días, excepto los lunes, de las 16.30 a las 22.00 horas. En su página de Facebook se puede obtener información acerca de su agenda de eventos.

La exposición de Hevda Ser “La Destrucción y el Renacimiento” en el Museo Judío Galicia de Cracovia

La exposición de Hevda Ser “La Destrucción y el Renacimiento” en el Museo Judío Galicia de Cracovia
Foto: galiciajewishmuseum.org
Foto: galiciajewishmuseum.org

Este lunes 27 de enero se inaugura  la exposición de arte de Hedva Ser bajo el título La Destrucción y el Renacimiento, en el Museo Judío Galicia en el  antiguo barrio judío de Kazimierz. Se ha escogido esta fecha para la apetura de la exposición al tratarse del Día Internacional del Holocausto — el 27 de enero de 1945 Auschwitz fue liberado– el mismo día en que un gran número de diputados del Parlamento de Israel, Knesset, van a realizar un pleno extraordinario, por primera vez fuera de Israel,  precisamente en el museo del antiguo complejo de campos de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau, a unos 40 km de Cracovia.

Hedva Ser es una famosa pintora, escultora y creadora de tapices israelí de origen judío.polaco y nacionalizada francesa. En 2011 fue premiada con el título de Artista para la Paz de la UNESCO. Ella misma ha descrito el concepto y  a importancia de su trabajo para el museo judío de Cracovia:

“Cuando comencé a trabajar en estas cuatro esculturas del año pasado, no me di cuenta de lo mucho que se me revela acerca de muchas cosas relacionadas con mi vida y la vida de la comunidad judía de Polonia.

Yo soy  hija de la diáspora. Mis padres murieron hace veinte años. Mi madre se crió en Varsovia, y mi padre en Lod . Después de sobrevivir a los horrores de los campos de concentración, empezaron una nueva vida en Israel, donde nací.
 
Ninguno de nosotros , los hijos de sobrevivientes,  era consciente de la suerte que teníamos de habernos criado en Israel. Para aquellos que pasaron esos terribles años en Europa, la vida era difícil, ya que las dos comunidades judías y gentiles estaban tratando de pasar página de lo que la generación de sus padres había soportado o entregado en el dolor y el sufrimiento. Nuestra herencia judía era a menudo demasiado pesada para ellos, y muchos optaron en mayor o menor grado por abandonarla.
 
En Israel, estábamos rodeados de gente como nosotros. Allí, las personas que vivieron el Holocausto eran parte de la vida cotidiana. Sin embargo, muchos de nosotros no se dan cuenta de lo mucho que los miedos y las pesadillas de nuestros padres nos marcaron , y cómo todos nosotros para siempre serían tocados por la tragedia humana que fue el Holocausto.
 
Algunos de nosotros tratamos de escapar de ella, aún sin comprender que era imposible hacerlo. Me mudé a Francia y estudié allí . Adopté el arte como mi idioma y mi vida y traté de enterrar el pasado. Pensé que mis raíces en Polonia habían muerto con mis padres. Entonces, hace cuatro años en mi primer viaje a Varsovia , de repente me encontré a mí misma llorando mientras caminaba por el aeropuerto, como si algo me había tocado en el pasado. De alguna manera, estaba reconociendo una conexión profunda que nunca había conocido. Me encontré con un verdadero sentido de pertenencia aquí: en esta tierra que durante siglos fue el hogar de una de las comunidades judías más grandes y vibrantes de Europa. Cuando encontré el cementerio judío donde fueron enterradas generaciones de mi familia, por fin entendí que este lugar es la tierra de mis padres. Sin embargo , casi nadie se quedó para contar la historia de estas personas . Me di cuenta de que esto era mi responsabilidad.
 
Así que me puse a contar la historia de las generaciones perdidas y sus vínculos con esta tierra , usando el lenguaje del arte y la escultura. Hace dos años, como Artista de la UNESCO para la Paz, tuve el honor de participar en una visita especial a Auschwitz encabezada por la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. Fue mi primera vez en este sitio, un lugar que, con toda sinceridad, había estado evitando toda mi vida.
 
Rodeada de buenos amigos, tuve la oportunidad de soportar  ese día tan difícil, sin embargo, al mismo tiempo, las poderosas emociones que surgieron en mi me animaron creara una obra que sería una voz duradera , tanto como un testigo para el dolor y como un faro de esperanza futura.
 
El resultado es este conjunto de cuatro esculturas basadas en los temas derivados de la Kabbalah, que representan a la destrucción y la reconstrucción de la comunidad judía de Polonia. La primera escultura se titula ” Rasgado ” .La segunda se titula ” Explosión ” . La  tercera ” Intersticio : arrebato con esperanza” , y la cuarta “Totem : Renacimiento y la Reunificación ” . Durante este año de conmemoración del 70 aniversario de la liquidación del gueto de Vilna,  quería conmemorar estos eventos con los símbolos que unen el pasado y el futuro, y marcan la distancia entre la desesperación y la esperanza. El trabajo que hago en la UNESCO es la construcción de la paz a través del arte . Mi objetivo es enseñar a los niños el uso de lenguaje artístico del dibujo y la escultura. Cuando enseñamos sobre el Holocausto, las palabras simplemente no tienen el poder de transmitir los sentimientos y emociones que son necesarios para entender este momento oscuro de nuestra historia. Yo creo que la escultura, a través de su forma física, su masa palpable en el espacio y el tiempo, tiene la fuerza necesaria para transmitir la historia de los judios de Polonia a una nueva generación . Si tocamos estas esculturas de bronce pesados, esto ​​nos permite sentir el peso de la historia y la forma del futuro. A través de estos bronces que susurran , las voces de mi madre, mi padre, y de las generaciones perdidas de la comunidad judía de Polonia hablarán de sus sueños y de paz para el futuro, haciendo de ellas un símbolo perdurable de esperanza para la nación polaca “.

Esta Información sobre la exposición ha sido facilitada por la revista New Eastern Europe, que es uno de los patrocinadores de la misma.

Más acerca de esta exposición, que se puede ver hasta el 30 de abril de 2014, en la página web del Museo Judío Galicia de Cracovia

Luciérnagas en la pared. Entre España y Polonia: la exposición de Ángel Perdomo en el Instituto Cervantes de Cracovia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Instituto Cervantes de Cracovia alberga hasta el próximo día 30 de enero la  exposición Świetliki na ścianach. Między Hiszpanią a Polską (Luciérnagas en la pared. Entre España y Polonia) , que reúne algunos  de los trabajos del artista tinerfeño Ángel Perdomo. Este artista español, especializado en pintura y dibujo, presenta en esta muestra dos de sus proyectos pictóricos, llamados “Paredes a espaldas” y “La marcha de las luciérnagas”, además de una serie de dibujos.

El autor entiende el arte como un lenguaje basado en la exploración y transformación de la realidad. En su obra es fundamental el tratamiento poético y fantástico de la existencia. Con ello busca respuestas sensoriales, ya que su intención es la de acercarse a la realidad de un modo más emocional que racional.

Acerca del artista
Ángel Perdomo es un artista nacido en Tenerife, Islas Canarias (España). Su formación, por decisión propia, es de tipo autodidacta. Actualmente reside en Cracovia, donde continúa con su creación y el desarollo de su carrera artística.

Descripción de las obras
“El elemento central de mi obra es el ser humano. Me interesan las personas que no tienen poder o fama y trato de mostrar la importancia de sus existencias, a pesar de su anonimato. Pero mi trabajo, sobre todo, explora la capacidad que tenemos las personas de variar el modo de percibir y proyectar la realidad, ya que para mi esto es la función principal del arte” explica Perdomo.

“De la existencia del ser humano me interesa también su corporalidad. En mi obra la exploración visual del cuerpo es fundamental. Busco la pura expresión plástica, pero también tengo la intención de cuestionar el aspecto físico” añade el artista canario.

Por último comenta sobre sus trabajos artísticos que “Al mismo tiempo mi obra habla de la interacción que se produce entre el ser humano y su entorno; de cómo influye nuestra civilización en el espacio colectivo y sobretodo de cómo influyen los individuos en su espacio particular”

La exposición se puede visitar de forma gratuita de lunes a jueves 10.00 – 19.00 h y los viernes 10.00 – 14.00 h
Más información en la página del Instituto Cervantes de Cracovia.

Crítica cinematográfica: Vinci

Crítica cinematográfica: Vinci
“La Dama del Armiño” de Leonardo Da Vinci, expuesto temporalmente en el Castillo de Wawel en Cracovia Foto: nmc.com

Director: Juliusz Machulski
Polonia
2004
107 minutos
7/10 en Internet Movie Data Base

Cuma (Robert Więckiewicz), un ladrón de arte que cumple condena en prisión consigue un periodo de libertad provisional por motivos de salud. Poco tiempo después de salir de la cárcel recibe el encargo de robar el famoso cuadro de La Dama del Armiño de Leonardo da Vinci, que se encuentra exhibido en Museo de la Fundación Czartoryski en el centro histórico de Cracovia. Está previsto que el cuadro vuelva de Japón, donde ha formado parte de una exposición temporal y eso parece proporcionar una buena oportunidad para intentar hacerse con este. Cuma contacta con su amigo Julian (Borys Szyc), un antiguo colega de profesión, para que le ayude a llevar a cabo esta operación tan arriesgada. Sin embargo, Julian ha sentado la cabeza, estudia derecho  por las tardes y ha entrado en el cuerpo de policía.

Julian ayuda a Cuma a preparar la operación. Finalmente deciden hacer dos copias del cuadro y van a hacer creer a los compradores que lo han robado,  pero en realidad no quieren que esta preciosa obra de arte desaparezca de Cracovia, sobre todo por la presión de Julian, que no quiere poner en riesgo su pertenencia a la policía. Julian contacta con Hagen, un experimentado falsificador de cuadros para pedirle ayuda, y este decide asignar la tarea a una estudiante muy talentosa de la Escuela de Bellas Artes de Cracovia— situada en la Plaza de Jan Matejko, frente a la Barbacana — de nombre Magda (Kamila Baar). Julian utiliza información que consigue internamente en el cuerpo de policia para saber cuando van a trasladar el cuadro al museo.

Con un muy buen reparto que cuenta con actores polacos reconocidos, se trata de un film policíaco con un cierto toque de humor, ingeniosos diálogos y con un argumento muy simple, sin grandes giros. Pero sobre todo, es una película que da a conocer muy bien la ciudad de Cracovia y sus encantos arquitectónicos y artísticos, aunque también algunos de sus habitantes no tan encantadores. El director ha usado todos los recursos y excusas posibles para mostrar la belleza de la ciudad vieja, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, ya en la primera lista de 1978. Cuma vine en un piso de la calle junto al castillo de Wawel y Julian vive en un ático dentro del centro histórico de la ciudad, con una terraza que ofrece unas maravillosas vistas de la Basílica de Santa María y otros edificios emblemáticos de la ciudad.

Aquí puedes ver una escena de la película en que Cuma visita el Museo Czartoryski para ver La Dama del Armiño:

Acerca del cuadro

La Dama del Armiño es uno de los cuadros mejor conservados de Da Vinci y data de finales del siglo XV. La pintura fue comprada por Adam Jerzy Czartoryski, hijo de Izabela Czartoryska y de Adam Kazimierz Czartoryski, aristócratas polacos, en Italia en 1798 y pasó a formar parte de la colección de la familia Czartoryski en 1800. Durante la Segunda Guerra Mundial, después de estar escondido en los cámaras subterráneas de un castillo, el cuadro fue requisado por los soldados nazis que habían invadido Polonia y trasladado al museo del Kaiser Friedrich en la capital alemana. En 1940 Hans Frank, el gobernador general de la Polonia ocupada por los nazis, pidió que se devolviera el cuadro a la ciudad de Cracovia, y este fue colgado en su despacho. Al final de la guerra, las tropas norteamericanas descubrieron la pintura en la mansión que Frank  tenía en Baviera y la devolvieron a Cracovia.

Actualmente, el cuadro está expuesto a los visitantes de forma temporal en el Castillo de Wawel, ya que se están haciendo reformas en el Museo Czartoryski que se prevé van a terminar durante este año 2014. Información sobre horario de visitas y información adicional sobre la exposición del cuadro en Wawel. Esta pintura también es mencionada en la trama de la novela “Patria”, de Robert Harris (1992)