Foto: Radoslaw Ziomber/ wikicommons
Polonia utiliza el carbón como principal fuente de energía y no cuenta con ninguna central nuclear. En la imagen superior la presa del lago de Czorstyn   Foto: Ángel López Peiró y en la inferior una central térmica a las afueras de Cracovia  Foto: Radoslaw Ziomber/ wikicommons

En Polonia existe desde hace tiempo un debate sobre la necesidad de cambiar el actual modelo energético para proteger el medio ambiente de la contaminación. Se trata de uno de los mayores problemas en Polonia, sobre todo en lo que concierne a la calidad del aire en muchas ciudades, aunque en parte está mitificado y es de menor envergadura por ejemplo que en países como Alemania y Francia. Al mismo tiempo, se habla de cómo evitar la dependencia de las fuentes de energía rusas. Todo manteniendo la competitividad que proporciona tener uno de los precios de la electricidad más bajos en Europa. En este sentido, Polonia supo defender muy bien sus intereses y ser influyente en el último acuerdo europeo sobre el cambio climático, que era en un principio visto desde el país centroeuropeo como demasiado ambicioso y peligroso para el desarrollo económico del país. Para hablar este tema nadie mejor que Wojciech Jakóbik, natural de Cracovia,  quien trabaja como experto en política energética en el Jagellonian Institute, es editor jefe del portal polaco sobre economía biznesalert.pl y ha colaborado en medios como Wprost, Dziennik Polski, Forbes.pl y New Eastern Europe. Es sin duda uno de los autores más influyentes en los medios polacos en materia de energía y geopolítica. Además, este joven e incansable analista polaco lleva el blog de actualidad política y económica konserwatywnie, donde publica de media una entrada cada día. No esconde su manera de ver las cosas y se autodefine como un conservador, no solo desde un punto de vista político, sino también económico y energético. Wojciech Jakóbik Nos encontramos en Cracovia un día de otoño para hablar de lo que él más sabe: política energética. Una cuestión de gran calado e importante para el devenir económico no solo en Polonia sino en toda en esta parte de Europa y a nivel comunitario europeo.

Ángel López Peiró ¿Cómo ve el futuro energético de Polonia?

Wojcieck Jakóbik: En Polonia tenemos que revisar algunas ideas entorno a la política energética del país. Algunas políticas y decisiones están basadas en aspectos ideológicos en lugar de aspectos mercantiles. Deberíamos ser pragmáticos, ajustar nuestra política energética y establecer condiciones de antemano. No deberíamos ser dependientes de Rusia–para que las políticas del Kremlin no nos puedan perjudicar, ser más eficientes y hacer cambios respecto a las fuentes de energía.

¿Cuál es el problema con el carbón polaco (además de la importante cuestión ambiental)? 

El carbón polaco es extraído con una tecnología obsoleta. El carbón ruso es mucho más competitivo. Incluso el carbón ucraniano es más competitivo que el polaco. Estamos hablando de un sector muy subdesarrollado en Polonia. Lo que sucede es que acabamos importando carbón de fuera y tenemos en Polonia mucho carbón sin usar. Es posible cambiar esta situación. El problema es que el sector del carbón cuenta con excesivos privilegios en Polonia desde los tiempos del comunismo. Desde entonces los mineros reciben enormes subvenciones y ahora es muy difícil quitarles los privilegios. La primer ministro Ewa Kopacz les sigue dando concesiones. En el actual escenario habría que alejarse del carbón.

¿Es la energía nuclear la solución para Polonia?

No tenemos el know-how (los conocimientos y la tecnología). Tendríamos que importarlo.

De todas formas, Polonia es uno de los países de la UE más competitivos en cuanto a precio de la energía, ¿no?

No tenemos una tasa verde, por lo que nuestra energía es más barata que en otros países. Sin embargo, desde el punto de vista de la innovación no somos competitivos. Falta una visión y hacer reformas, algo que no espero del actual gobierno. Marcin Koloretz tenía una visión y sabía que hacer para salvar el sector energético polaco de políticas medioambientales demasiado ambiciosas. Estamos en un momento de transición. De repente todos los principales medios polacos hablan de energía. En 2020 espero y deseo que seamos independientes energéticamente hablando de Rusia, de una forma u otra, que podamos crear nuestro propio sector energético que cubra nuestras necesidades. España, sin duda, puede ser importante en el mosaico necesario para que eso suceda.

¿Cuál es la situación actual de las energías renovables en Polonia? ¿Es una buena línea de inversión para el país?

En Polonia los movimientos ecologistas son más débiles que en Europa occidental. Los polacos somos más conservadores en cuanto a políticas energéticas. Hay que hacer frente a problemas legislativos. No tenemos leyes en Polonia que regulen el sector de las renovables. Como consecuencia de esto los inversores no pueden planificar. Pero sí tenemos un gran número de inversores, pero el gobierno no apoya estas inversiones. No quieren malacostumbrar a este sector. Creo que la sociedad polaca no es suficientemente rica todavía como para utilizar energía renovable inmediatamente. Deberíamos adoptar una posición pragmática en esta cuestión.  El sur de Polonia no es adecuado para la energía eólica pero sí es una buena inversión en Mazuria y la zona costera del Báltico. La energía solar no es una buena alternativa en Polonia, porque simple y llanamente no tenemos mucho sol.  El gobierno debería hablar con los inversores que ya están trabajando en este sector. Este mercado se expandirá gradualmente pero consecuentemente.

¿Qué le parece el proyecto de Unión Energética Europea impulsado por Donald Tusk?

Puede ser un muy un buen instrumento, donde se pueden incluir diferentes ideas. Fue creado para incluir algunos puntos claves para Polonia como la transparencia en los acuerdos y más estándares. Gazprom se aprovecha en exceso de su posición en la UE. Hay que evitar que Rusia lo pueda utilizar como herramienta política. Polonia ya ha conseguido mucho en materia energética a nivel comunitario. A este nivel se está yendo en la buena dirección. El problema es que Moscú tiene una política energética unificada a largo plazo y Bruselas no tiene siquiera una política energética.

¿Existe la posibilidad de corte de suministro de gas en Polonia?

Para este invierno es imposible que se produzca esa situación. Polonia cuenta con reservas de gas para 2 meses y medio en caso que Rusia cortara el suministro. Pero en tal caso todavía podríamos conseguir gas de Alemania. Lo que ha sucedido y puede suceder es una reducción del suministro para evitar que Polonia proporcione gas a Ucrania. Dos tercios de nuestro gas proviene de Gazprom. Cuando esta limita el suministro podemos comprar a nuestros vecinos occidentales como ya hicimos en el pasado. Sin embargo, una crisis geopolítica con Rusia a largo plazo podría afectar el suministro de gas a Polonia, República Checa, Hungría y Rumanía. La solidaridad y unión energética entre estos miembros de la UE es clave. El problema es la posición hacia Rusia del líder húngaro Viktor Orban, muy criticada dentro de su país. No es un jugador clave en esta partida.

¿Es verdad que Polonia es el país que más paga por el gas ruso?

No es verdad. En 2012 Polonia obtuvo un descuento. Lituania paga mucho más que Polonia. Pero hay todavía mucho que hacer para bajar ese precio.

Anuncios

3 comentarios en ““Los polacos somos conservadores en cuanto a políticas energeticas”. Entrevista a Wojciech Jakóbik, experto polaco en materia energética

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s