La Plaza del Mercado de Sandomierz. Foto: Ángel López Peiró

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sandomierz es una pequeña urbe de unos 25.000 habitantes que no carece de encanto, dominando desde siete colinas a orillas del río Vístula, en el voivodato de la Santa Cruz al sureste del país. En el siglo XII era una de las ciudades más importantes del reino polaco junto a Cracovia y Breslavia al encontrarse en una importante ruta comercial desde Europa hacia oriente.

Gracias a su bello centro histórico, ubicado en una de las colinas donde se concentran un gran número de lugares de interés, la ciudad es un destino turístico destacado en Polonia. Una de las localidades en Polonia con más lugares de interés por habitante y una perfecta escapada de fin de semana. Se puede llegar aquí tras unas 2.5 horas en coche desde Cracovia y Varsovia.

Sin embargo, no fue hasta finales de 2008 cuando Sandomierz ganó una gran popularidad como destino turístico para los polacos después que la televisión pública de Polonia (TVP) estrenara una famosa serie televisiva de ficción que tiene a esta localidad como escenario.

Ojciec Mateusz (El Padre Mateo) es una adaptación polaca de la serie italiana Don Matteo. Ojciec Mateusz narra las aventuras de un sacerdote católico, que tras regresar de una misión en Bielorrusia es enviado a trabajar en una pequeña parroquia polaca de provincias. Como párroco, junto con un policía muy simpático resuelve misterios y ofrece ayudar a sus feligreses, así como a todos aquellos que están necesitados.
Una escena de la serie (en polaco, sin subtítulos)

Paseando por el centro histórico de la ciudad uno no para de ver referencias a la serie en cada rincón y en muchos establecimientos. Heladerías que anuncian que venden el helado del Padre Mateo, pastelerías que ofrecen los dulces favoritos del Padre Mateo, restaurantes que sirven los pierogi del Padre Mateo y fotos de escenas de la serie colgadas en multitud de lugares.

Escena del rodaje de la serie:

Sin embargo, Sandomierz es mucho más que el escenario de la serie del Padre Mateo y ofrece al visitante lugares y objetos realmente interesantes y peculiares:

El Castillo

Ubicado sobre otra de las colinas, construido en el siglo XIV y destruido durante la invasión sueca de 1656. Luego funcionó como prisión hasta 1960 cuando empezaron los trabajos de reconstrucción. Sede del Museo Regional.

El Castillo de Sandomierz Foto: Ángel López Peiró
El Castillo de Sandomierz Foto: Ángel López Peiró

La Catedral y sus polémicas pinturas

Establecida por el Rey Casimiro el Grande en 1360 en el lugar donde había una iglesia románica. Edificio gótico donde destacan unas policromías que se conservan en las paredes del presbiterio, realizadas por el maestro Hayla de Przemyśl en 1421.

En las paredes de los pasillos hay un conjunto de 16 pinturas del siglo XVIII. Doce de estas, el llamado Martyrologium Romanum, muestran sin tapujos la crueldad del martirio que los invasores tártaros infligieron a los habitantes de Sandomierz en el siglo XIII. Los 12 murales representan los 12 meses del año y cada imagen de tortura representa un día del mes. Según Lonely Planet “la leyenda cuenta que si uno encuentra el día y el mes en que nació, sabrá cómo va a morir”. Cuatro pinturas presentan escenas de la historia de Sandomierz como la destrucción del Castillo durante la invasión sueca en 1656.

Una de estas pinturas muestra a judíos asesinando a niños cristianos durante la práctica de un ritual, y sobre la misma se pude leer la inscripción “ilius apothecary ab infidelibus judaeis sandomiriensibus occisus” (hijo de un boticario, por infieles judíos Sandomierz asesinado). La pintura se cubrió en 2006 por la polémica que generaba constantemente y fue descubierta de nuevo el 16 de enero de 2014. Ese día se celebró en la Catedral de Sandomierz la décimo séptima edición del Día Anual del Judaísmo, que reunió al Rabino Jefe de Polonia, al obispo de Sandomierz y al Embajador de Israel en Polonia. El objetivo de dicho evento es generar puentes de diálogo entre catolicismo y judaísmo en el país, presentar el antisemitismo como un pecado y reinterpretar textos bíblicos que podían ser vistos como anti-semíticos. Desde ese día junto a la pintura se puede leer la siguiente inscripción:

“Lo que la pintura representa no es un hecho histórico y nunca podría haber ocurrido porque la ley judía prohíbe el consumo de sangre, y por lo tanto  los judíos no podían cometer un asesinato ritual. Debido a estas acusaciones, los judíos eran a menudo perseguidos y asesinados, como también sucedió en Sandomierz. En el siglo XIII los Papas de la Iglesia Católica prohibieron la difusión de este tipo de acusaciones falsas y trataron de proteger a los judíos de ellas”.

Sin duda, un hito para el renacimiento de la Polonia judía, la lucha contra el antisemitismo y la mejora de las relaciones polaco-judías.

Las pinturas en la Catedral de Sandomierz Foto: Ángel López Peiró
Policromías en la Catedral de Sandomierz Foto: Ángel López Peiró
La polémica pintura: judíos asesinando a un niño judío Fuente: wikicommons
La polémica pintura: judíos asesinando a un niño cristiano en Sandomierz Fuente: wikicommons

Esta historia sobre la pintura y su leyenda asociada fue usada por la novela Ziarno Prawdy (La semilla de la verdad o un grano de verdad) del escritor Zygmunt Miłoszewski, publicada en 2011. Esta asimismo fue adaptada al cine en 2015, con una película homónima de Borys Lankosz, ambientada en Sandomierz y catalogada por muchos críticos y espectadores como “un Código da Vinci a la polaca“.

Vea el tráiler del film:

 

El Ayuntamiento en la Plaza del Mercado

Como en muchas otras ciudades polacas la vida de los lugareños, al igual que los turistas, se concentra en la Plaza del Mercado de Sandomierz.

Ayuntamiento en la plaza del mercado  Foto: Ángel López Peiró
Ayuntamiento (Ratusz) en la Plaza del Mercado (Rynek)
Foto: Ángel López Peiró

La Casa de Jan Długosz

Una antigua mansión fundada en 1476 por Jan Długosz, diplomático e historiador, autor del primer libro de historia de Polonia. Aquí se encuentra la colección del Museo Diocesano de Sandomierz. En esta destacan el cuadro gótico “Tres Mujeres Santas”, el cuadro “La Virgen María con el santo Infante” de Lucas Cranach, la escultura ” Virgen María en el Trono” y órganos en miniatura del siglo XVII. La casa está complementada con un precioso jardín.

Jardín de la Casa de Jan Dlugosz
Jardín de la Casa de Jan Dlugosz

El museo del Escuadrón de Caballería de Sandomierz (Osiągnięcia Chorągwi Rycerstwa Ziemi Sandomierskiej)

En un sótano cerca de la Plaza del Mercado (acceso desde la calle Bartolona) se puede visitar este impresionante museo de esta asociación local que recrea la historia medieval y participa en torneos en toda Europa. Aquí uno puede vestirse las armaduras de caballeros, empuñar espadas y ver herramientas de tortura medievales para viajar atrás en el tiempo.

El Museo del Escuadrón de Caballería de Sandomierz  Foto: Ángel López Peiró
El Museo del Escuadrón de Caballería de Sandomierz
Foto: Ángel López Peiró

El barranco de la Reina Eduviges

Este bello barranco de loess a través de un frondoso bosque entre los montes de San Jacobo y San Pablo de unos 500 m de longitud es ideal para disfrutar de un agradable paseo.

Entrada al barranco de Santa Eduviges Foto: Ángel López Peiró
Entrada al barranco de la Reina Eduviges Foto: Ángel López Peiró

La Ruta Turística Subterranea

Recorrido de 500 m por túneles creados por mercaderes entre los siglos XV y XVII bajo la Plaza del Mercado, donde numerosas sorpresas y leyendas aguardan al visitante.

La Sandomierz judía

Dejando la mencionada pintura de la polémica aparte, es un auténtica lástima que la antigua Sinagoga de Sandomierz sea hoy la sede de los archivos estatales y no esté abierta al visitante. Algo que sucede con muchas sinagogas en pequeñas ciudades y pueblos en Polonia donde desde la Segunda Guerra Mundial no viven judíos, aunque cada vez más se están notando los resultados del esfuerzo de diferentes instituciones polacas y extranjeras para recuperar y promover el patrimonio judío. Un museo sobre la ya extinta comunidad judía en Sandomierz, que llegó a ser una de las más importantes en Malopolska y recibió protección del rey Casimiro el Grande, sería el uso más lógico para el edificio.

El famoso sílex de Sandomierz

El sílex es un mineral que en Polonia se encuentra únicamente en la Región de Sandomierz. Es una hermosa piedra con franjas grises y blancas retorcidas con patrones elaborados. Ya en el Neolítico se utilizaba para la fabricación de herramientas. En los siglos siguientes fue usado sobre todo como material de construcción hasta que el joyero local Cezary Łutowicz (cuyo taller se encuentra en Pl. Poniatowskiego 4) le encontró una nueva utilidad a en los años 1970: la joyería. El resultado mejor imposible, ya que esta piedra rayada ha ganado una gran popularidad en Polonia y en el extranjero y tiene fama de traer buena suerte. Ahora ya se pueden comprar estas joyas, o los minerales solos, en cualquier rincón el el centro de Sandomierz.

El famoso sílex de Sandomierz  Foto: www.archeologia-sandomierz.pl/
El famoso sílex de Sandomierz
Foto: http://www.archeologia-sandomierz.pl/

Sandomierz es la pequeña Roma de Polonia, también la ciudad del Padre Mateo, incluye la Catedral donde se encuentra la pintura más controvertida, y la más escalofriante, de Polonia y es el único lugar donde se elaboran y comercializan joyas hechas de sílex. Un peculiar rincón a orillas del Vístula que ningún itinerario por Polonia puede olvidar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s