Se espera que la economía polaca crezca entre un 2 y un 4% en 2014. Foto: msj-creative.com

Según las previsiones del Ministerio de Hacienda de Polonia, la renta per cápita de Polonia alcanzará un valor equivalente al 74% de la media de la Unión Europea en 2017, y eso será posible gracias a la dinámica positiva de crecimiento del PIB.

Esta afirmación que salió publicada la semana pasada en el periódico polaco Rzeczpospolita también informa que en 2008 este índice se situó en un 56% de la media europea, mientras que en 2012 escaló a un 67%.

Sin embargo, muchos polacos no ven reflejado el gran crecimiento de la economía polaca en los últimos años en su economía privada real. El nivel de paro sigue por encima de un 13%, el salario mínimo interprofesional es realmente bajo (1600 zl brutos, aunque pronto habrá también un salario mínimo por hora de 10 zl brutos) y muchos jóvenes siguen teniendo verdaderos problemas para encontrar un trabajo al terminar sus estudios–un problema que de todos modos se reproduce en la mayoría de países europeos hoy en día.

Es importante también explicar que al igual existen grandes diferencias entre regiones y ciudades en Polonia. La zona oriental del país sigue muy subdesarrollada y no cuenta con una gran inversión extranjera, en comparación con la región de Varsovia, las zonas cercanas a Alemania con Poznan y Wroclaw a la cabeza, la muy industrializada Silesia y Cracovia, centro de turismo, empresas de outsourcing y tecnologías de la información.

Cabe decir que los polacos en general tienen una visión muy negativa y pesimista de su país, y siempre ven la realidad de su país peor que como la ven los extranjeros que analizan la situación del país. Incluso los mayores expertos polacos en diferentes ámbitos caen en esa tendencia.

Se puede mencionar como un buen ejemplo de ello que el pasado sábado en el periódico Gazeta Wyborcza entrevistaron al historiador y publicista británico Timothy Garton para desgranar su visión del país. Garton habla del gran progreso de Polonia en los últimos 25 años desde la caía del comunismo, del hecho que el país tuvo suerte ya que hubiera podido terminar como la antigua Yugoslavia a principios de los 1990 o como la Ucrania de hoy. También comenta que en su opinión cuando viaja a Polonia ve un país no muy diferente a Italia o España en cuanto a desarrollo y que la situación de los jóvenes en Polonia es parecida a la de los jóvenes en el Reino Unido.

Ante esa respuesta la periodista de Wyborcza hace una descripción negativa de la situación del país en las siguientes preguntas y presiona a Garton para que se refiera a algo negativo en su visión de Polonia. Garton acaba cediendo y asegura que “en Polonia ya se cuenta con los medios para sacar adelante el país, pero falta un poco de ideales de tipo social por los que luchar y más visión de futuro. Falta un modelo de sociedad que se quiera alcanzar”.

En lo que sí se ha reflejado la buena marcha de la economía en este país emergente, sin lugar a dudas, es en una menor emigración de polacos al Reino Unido y resto de Europa occidental, mientras que por lo contrario cada vez más polacos en el extranjero optan por regresar a su país. También en que el número de expatriados procedentes de la Europa occidental que llegan a Polonia sigue creciendo por el gran número de empresas multinacionales y extranjeras que operan en el país centroeuropeo.

La semana que viene se cumplen 10 años del ingreso de Polonia en la UE, que sin ninguna duda ha sido un gran impulso para el desarrollo de un país que tuvo que sufrir fructuosas pero dolorosas reformas a principios de los años 1990 tras la caída del comunismo. Los fondos de la UE han permitido una gran mejora de las infraestructuras, el desarrollo del sector turístico, poder financiar programas de emprendeduría e innovación yprogramas educativos, y han ayudado a abrir el país a Europa y al mundo.

Según el representante en Polonia del FMI, James Roaf, los últimos meses han visto una tendencia al alza en la revisión del PIB de Polonia, y si bien cree que hay una serie de cambios significativos en las políticas económicas que se deben tomar a largo plazo, el futuro no parece malo para la economía polaca, en su opinión.

Como consecuencia del gran desarrollo de Polonia y el liderazgo político y económico alemán en la UE, en 2014 los mayores centros de poder en Europa se han desplazado al este y cada vez más se sitúan sobre el eje Berlín-Varsovia, en lugar del eje París-Londres. Queda la esperanza en que eso poco a poco se vaya reflejando en la economía real de los ciudadanos del país.

Anuncios

Un comentario en “La riqueza de los polacos se acerca a la media europea tras 10 años en la UE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s