Toruń, ciudad natal de Nicolás Copérnico, al norte de Polonia. Foto: David Corral Abad

Aunque en la Polonia del siglo XXI, y sobre todo en el ámbito urbano, no todos los polacos creen en las supesticiones, se las toman en serio y se dejan llevar por ellas en su vida cotidiana, no es ninguna aberración asegurar que Polonia es un país esencialmente supersticioso.

Muy posiblemente, el hecho que las supersticiones estén muy presentes en la sociedad polaca tiene su origen en dos factores: por un lado, al gran arraigo en los polacos de la tradición y la cultura folclórica, además de la conservación de creencias paganas protoeslavas, y por otro lado a la gran influencia de la religión y el catolicismo en particular, que hace de Polonia un país eminentemente místico.

Esto hace que sea difícil en algunos casos discernir donde termina la superstición y donde empieza la creencia religiosa. Y también a menudo es muy difícil averiguar si un polaco realmentre habla en serio y cree en ello cuando se refiere a ciertas supersticiones, o simplemente le gusta referirse a ellas como algo folclórico interesante sobre lo que hablar.

La mayoría de supersticiones en Polonia hacen referencia a la predicción del futuro, a cosas o acciones que traen buena suerte, o mala suerte, a las bodas y el matrimonio,  y a la Wigilia (Nochebuena). No son pocas las supersticiones curiosas de este tipo que se pueden poner como ejemplo:

Supersticiones polacas relacionadas con la buena suerte:

  • Cuando uno ve a un deshonillador de chimeneas, debería agarrar un botón y pedir un deseo, y este se cumplirá.
  • Ver a una cigüeña volando o en un nido trae buena suerte (verla en tierra  trae mala suerte)
  • Ver a una monja y ver cerca de ella un hombre con gafas trae buena suerte. (si solo ves a la monja tendrás mala suerte)
  • Si te empieza a picar la mano derecha, pronto saludarás a alguien conocido, si te empieza a picar la mano izquierda pronto contarás o recibirás dinero.
  • Los tréboles de cuatro hojas, especialmente si se encuentran en la hierba durante una tarde de primavera, traen buena suerte. También las herraduras y los elefantes de porcelana
  • Si te has abrochado mal los botones de una camisa  o una chaqueta y alguién se da cuenta, tendrás buena suerte.
  • Muchos estudiantes en Polonia traen todo tipo de bolígrafos de la suerte, pequeños peluches y amuletos cuando hacen el exámen de matura (el examen para acceder a la universidad). Y para tener buena suerte en este examen los estudiantes deberían llevar la misma ropa interior roja ese día que 100 días antes en la studniówka (la fiesta de pre-graduación)
  • Para desear buena suerte a alguien en Polonia en lugar de decir “dedos cruzados” se dice “aguanto los pulgares”. Se cree que este gesto proviene de la época medieval, cuando los pulgares eran importantes para sostener una espada.
  • Tener en casa una figurita de cerámica de un judío (con o sin una moneda incrustada) asegura un futuro próspero en lo económico de los residentes en ese hogar.

Supersticiones polacas relacionadas con la mala suerte:

  • Levantarse con el pie izquierdo trae mala suerte y significa que ese día va a ser un desastre total.
  • Las mujeres nunca deberían dejar su bolso en el suelo ya que si lo hacen su dinero acabará escapando.
  • Derramar sal trae mala suerte e indica una discusión inmimente.
  • Poner unos zapatos nuevos sobre la mesa trae mala suerte
  • Cortarse el pelo antes de un examen importante, sobre todo el de matura, trae mala suerte.
  • Una mujer soltera nunca debería sentarse en un rincón de la mesa, porque de hacerlo se quedará soltera para toda la vida.
  • Si alguien se pone la ropa interior del revés tendrá mala suerte durante todo el día.
  • A una mujer embarazada siempre hay que darle todo lo que desee, por que sino la mala suerte se cernirá sobre su familia y su casa. Y una mujer embarazada nunca debeería pasar por debajo de cuerdas colgantes, ya que esto podría hacer que el bebé se enredara con el cordón umbilical.
  • Los polacos extremamente supersticiosos creen que un bebé no debería salir a la calle hasta que haya sido bautizado.
  • Si una mujer por la noche ha tenido un sueño sobre un bebé, ese día algo malo le va  a suceder.
  • Si sales de casa por la mañana y antes de llegar a tu destino te das cuenta que tienes que volver porque te has olvidado algo, vas a tener muy mala suerte, almenos durante ese día.
  • Cortar una barra de pan por los dos extremos atrae a los malos espíritus.
  • Cuando se brinda con el famoso na zdrowie (por la salud) hay que mirar a los ojos de la persona con la que estás chocando vasos. Si no lo haces tendrás nueve años de mala vida sexual.

Supersticiones polacas sobre las bodas: 

  • Los polacos para tener buena suerte en el matrimonio deberían casarse en un mes cuyo nombre escrito contiene la letra “r”, por ejemplo: marzec (marzo), czerwiec (junio), sierpień (agosto), wrzesień (septiembre). Mayo, por el contrario, es uno de los peores meses para casarse como corrobora el dicho polaco “w maju slub rychły grób” (boda en mayo, rápido a la tumba). Esta es una de las supersticiones que los polacos se toman más en serio.
  • La novia nunca debería llevar puesto un collar de perlas, ya que estas simbolizan las lágrimas.
  • En la iglesia el novio no puede andar formando un círculo alrededor de la novia, o de lo contrario será un mero sirviente de su esposa durante todo el matrimonio.
  • Al principio de la cerimonia los novios deben lanzar dos copas de vidrio unidas por un cordón hacia atrás. Si las dos copas se rompen, significa que se augura un buen futuro para ese matrimonio.

Supersticiones polacas sobre la Nochebuena (Wigilia), una noche muy mística en Polonia:

  • El invitado que entra primero en la casa donde se celebra la reunión familiar de Nochebuena es muy importante. Si se trata de una mujer es un presagio de que habrá problemas por lo que es preferible que sea un hombre y así se planifica en muchos hogares polacos. Esta persona también se aplica a la primera persona que llama por teléfono esa tarde.
  • Hay que poner un plato y cubiertos de más en la mesa por si aparece un invitado inesperado, que también puede ser el espíritu de alguien de la familia que ya falleció.
  • Se dice que en Polonia a medianoche durante la Wigilia los animales pueden hablar con voces humanas y merece la pena intentar escucharles.
  • Las parejas tienen que besarse´debajo de una planta de acebo durante esta noche para tener buena suerte en la perpetuación de su amor.

Para este artículo he usado como fuentes mis conversaciones con polacos sobre el tema de las supersticiones, mis propias observaciones y el libro The Essential Guide to Being Polish. 50 facts & facets of nationhood, de Anna Spysz y Marta Turek. New Europe Books 2013

Anuncios

Un comentario en “Polonia, un país de supersticiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s