new-eastern-europe
Primer número de 2014 de la revista New Eastern Europe
Foto: Ángel López Peiró

New Eastern Europe (Nueva Europa del Este) es un journal, no académico sino periodístico, sobre asuntos relacionados con Europa Central y del Este (a menudo también sobre los países de Asia Central en la esfera post-soviética) que sale a la venta en su versión impresa de forma bimensual y que también cuenta con un portal web con contenidos que se actualizan a diario. Esta publicación funciona desde octubre de 2011 y se ha consolidado como el medio de comunicación sobre Europa del Este más destacado y de mayor difusión en el mundo, gracias a las colaboraciones de periodistas y académicos con grandes conocimientos e información relavante sobre esta región del planeta.

Este journal tiene su oficina editorial en Cracovia y es un proyecto impulsado y financiado por el Colegio de Europa del Este Jan-Nowak Jeziorański  en Breslavia (que no es una entidad de educación superior sino algo más bien parecido a un Think Tank), el Centro Europeo de Solidaridad en Gdansk y el propio municipio de Gdansk. Además cuenta también con el apoyo financiero de los ministerios de  Educación y de Exteriores de Polonia.

Hace unos días tuve el placer de conversar, y hablar sobre futuras colaboraciones por mi parte, con el actual editor jefe de New Eastern Europe, el  periodista y académico norteamericano afincado en Cracovia, Adam Reichardt. Adam, natural de Wisconsin, trabajó durante ocho años en Washington D.C. en el área de las políticas públicas, tiene un MA en Administración Pública  por la George Mason University en Fairfax, Virginia y un BA en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales por la Universidad de Wisconsin – Stevens Point.

Adam Reichardt

Resultado de ese encuentro es la entrevista que le hice y que expongo a continuación:

Ángel López Peiró: ¿Cómo acabó usted en Cracovia, Polonia?

Adam Reichardt: La primera vez que vine a Cracovia fue a causa de mis estudios de ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en EE.UU. Dentro de ese programa de estudios uno de mis objetivos era estudiar en Rusia. En 1988 hablé con mi asesor académico en la universidad para empezar a explorar esa posibilidad. El me sugirió que primero, antes de ir a Rusia, probara con Cracovia en Polonia donde ya había un convenio, y que luego él me intentaría conseguir el acceso a un programa de estudios en Rusia.

Me gustó mucho vivir en Cracovia desde un principio, estudié el idioma, le lengua y la cultura polacas, conocí a la que ahora es mi esposa y tuve una gran experiencia.

Luego sin embargo empecé a trabajar en Washington D.C. y estuve implicado en varias ONGs durante 8 años. Una etapa interesante, pero lo que pasaba es que echaba mucho de menos el ambiente de Cracovia y tratar con gente de diferentes países en mi vida diaria, por lo que a mediados de 2009 decidí regresar a esta ciudad.

ALP: ¿Qué le gusta de Cracovia?

AR: Cracovia es una ciudad muy agradable para vivir –excepto por la calidad del aire–con mucha historia, una intensa actividad cultural, donde nunca te puedes aburrir. Es una ciudad que tiene lo bueno de una ciudad grande y lo bueno de una ciudad pequeña al mismo tiempo.  Es fácil cruzarte con conocidos por sus calles.

Si tengo que buscar peros el problema es que la mayor parte de la acción a nivel político y mediático en Polonia sucede en Varsovia. Breslavia empieza a ser un buen ejemplo en cuanto a lo que se puede hacer en ese sentido. Sin embargo, Cracovia está muy centrada en el ámbito universitario. Creo que a medida que las infraestructuras de transporte mejoren en Polonia el país se descentralizará un poco, también a nivel político. Polonia está detrás de muchos países de Europa ocidental en este aspecto, que considero un progreso.

ALP: ¿Cómo empezó el proyecto New Eastern Europe?

AR: Una vez de vuelta en Polonia, estaba buscando alguna oportunidad para trabajar en algo que realmente me apasionara. Por suerte conocí al editor jefe de Nowa Europa Wschodnia, la versión en polaco de lo que es ahora New Eastern Europe, y con él nos propusimos la creación de la versión en inglés cuando finalmente y afortunadamente recibimos fondos para iniciar el proyecto.

ALP: ¿Cuáles son los planes de futuro y cuál es la estrategia de New Eastern Europe? (si es que me lo puede contar)

AR: Llevamos ya más de dos años con esta publicación, empezamos en 2011, en 2012 definimos nuestras bases y los temas que queríamos tocar, en 2013 entramos en un estado de crecimiento, conseguimos poder vender NEE en muchos más países, aumentó el número de seguidores y el reconocimiento internacional de nuestro proyecto. Queremos construir sobre eso, y convertirnos en una de las principales fuentes de información influyente sobre Europa Central y del Este para los policy makers, sobre todo los de las instituciones de la UE en Bruselas.

Queremos poner más énfasis en ciertos temas y empezar a hablar más de la cultura de los países de esta región del mundo. Tal y como ya hemos hecho con libros en polaco, queremos traducir total o parcialmente y reseñar obras bibliográficas de autores de la region no disponibles todavía en inglés. Nos gustaría establecer un puente con aquella gente que entiende inglés y quiere entender Europa Central y del Este mucho mejor. Para nosotros Alemania es un mercado de ventas importante y también sobre todo Estados Unidos, donde todavía no estamos muy bien posicionados y queremos afianzarnos.

Para la edición de verano de 2014 estamos pensando en algo grande ya que se cumplirán 25 años de la caída del comunismo en Europa. Estamos pensando en incluir un artículo escrito por Lech Wałęsa. Nos gustaría enfocar este tema tratando de explicar cómo ha cambiado la región en estos 25 años, comparando la visión de la juventud actual con la generación que vivió de pleno los eventos que propulsaron esos cambios en 1989-90.

ALP: Entrando en materia… ¿Cómo describiría usted la situación actual de Polonia desde un punto de vista económico, político y social?

AR: Polonia ha emergido como una economía fuerte en un contexto de crisis. Una economía donde la innovación y la emprendeduría juegan un papel muy importante. Este país tiene un gran potencial para ser uno de los grandes conductores de Europa a nivel económico. Pero mucho depende de las políticas. Valoro muy postivamente la labor del actual gobierno de Polonia. El año que viene será un año muy importante para Polonia, ya que al estar veste gobierno en su segunda legislatura–la primera vez que pasa desde la caída del comunismo–tiene que redefinir sus objetivos para el país. Tienen mucho trabajo por delante pero cuentan con algunas grandes figuras políticas como Sikorski. Polonia, como más coopere con Alemania, más poder va a tener. Los polacos quieren sacar partido al hecho de pertenecer a la UE. El 78 % de los polacos están muy satisfechos con su pertenencia en la UE, una cifra sin duda mucho más alta que en la muchos de sus paises miembros vecinos y el Reino Unido. Polonia y sus ciudadanos quieren asumir liderazgo dentro de la UE. El país está demostrando ahora que los 10 años de pertenencia en la Unión realmente han merecido la pena y han supuesto un gran progreso para Polonia.

Creo que es un buen momento e interesante para estar en Polonia [para nosotros los extranjeros]. Muchos extranjeros vinieron aquí a principios de los 1990 por razones parecidas. Muchas cosas buenas se están moviendo aquí, el país se ha estabilizado, tiene una economía decente y quiere jugar un papel más importante en el mundo.

ALP: ¿Cuáles son los mayores retos que afronta y afrontará el país, en su opinión?

AR: Problemas sociales, un avance de la ultra-derecha, una posible tendencia al nacionalismo, como quedó claro durante los incidentes del pasado 11 de noviembre en la Embajada de Rusia en Varsovia. Sin embargo, no es un problema exclusivo de Polonia sino una réplica de lo que está pasando en toda Europa actualmente. Creo que el problema es que en Polonia la derecha conservadora tiene mucho poder en los medios, y sería bueno que ese poder quedara un poco equilibrado con más medios influentes que apoyen a la derecha liberal y a la izquierda, ya que el periódico Gazeta Wyborcza está solo en esa labor. El problema es que mucha gente lea sólo medios de una determina posición ideológica y se refuerzan ciertas posturas un tanto radicalizadas. Últimamente estamos asistiendo a discursos bastante reaccionarios en cuanto a asuntos de género por parte de la Iglesia, por poner un ejemplo.

ALP: ¿Cuál es es en su opinión el papel actual de la Iglesia Católica?

AR: Creo que en general la Iglesia está más en esa dirección reaccionaria, pero al mismo tiempo dentro de la misma hay posiciones más abiertas. Por ejemplo el semanario católico Tygodnik Powszechny defiende posturas mucho más abiertas y forma parte del mismo seno de la Iglesia. El problema es que la Iglesia tiene un gran poder de influencia en Polonia y algunos grupos políticos la usan como instrumento.

ALP: ¿No cree que la Iglesia como institución también genera cosas muy positivas para el país y su sociedad?

AR: Sin duda la Iglesia también tiene influencias positivas y da buenas lecciones a la sociedad. Solidaridad, con el catolicismo como uno de sus pilares, es uno de los valores más importantes del país. De algún modo los valores de Solidaridad siguen presentes en la sociedad polaca hoy en día aunque con una forma diferente a la de los años 1980. Ya no existe el comunismo, el enemigo común que consiguó juntar a la mayoría de la población para luchar por una causa. Ahora el movimiento Solidaridad se centra exclusivamente en los derechos de los trabajadores exclusivamente sin entrar en el terreno de la alta política. La solidaridad como valor es efectiva cuando la gente se une en una causa comuna. Por ejemplo, las protestas contra el ACTA (Acuerdo Comercial Anti-Falsificación) de protección de la propiedad intelectual en internet en 2012 consiguieron juntar a miles de polacos, sobre todo jóvenes.

En Polonia es importante mantener vivo el recuerdo de la Solidaridad de los años 1980 en las generaciones más jóvenes actuales, que solo han conocido un contexto socio-político muy diferente al que había en el período del colapso del comunismo.

ALP: ¿Estaría de acuerdo en que hoy en día la mayoría de ciudadanos polacos viven de espaldas a la política?

AR: No se puede negar que hay una aversión general a la política en Polonia hoy en día, pero yo no diría que la gente no tenga interés en la política, aunque no hablen sobre ello en su vida diaria. Con la mitad de mis amigos polacos, nos sentamos y hablamos sobre política, la otra mitad de ellos no lo hacen, pero yo no diría que los polacos no hablan de política.

ALP: ¿Qué pronostico hace para las elecciones generales de 2015?

AR: Creo que es todavía demasiado pronto para hacer un pronóstico. De momento PIS (Ley y Justicia) parece tener un mayor apoyo que los otros partidos pero es un momento de poca atención en la política en que las encuestas de intención de voto son poco fiables. El gobierno polaco de PO tiene grandes planes para los próximos dos años.. Las elecciones cercanas siempre dan pie a grandes inversiones y políticas sociales que pueden ser decisivas. Tras dos legislaturas de un mismo gobierno, algo que pasa por primera vez en la Polonia poscomunista, este ejecutivo tiene que plantear ahora algunas nuevas ideas de futuro que motiven al electorado.

Si tuviera que hacer un pronóstico diría que PO (Plataforma Cívica) volverá a ganar pero de nuevo no podrá gobernar en solitario y tendrá que buscar nuevos socios de gobierno, ya que PSL (Partido Campesino Polaco) va a perder mucha representación en el Sejm. Veo difícil un pacto con el Movimiento Palikot (desde octubre de 2013 llamado Tu Movimiento) por su carácter populista, evidentemente no van a contar con el apoyo de PIS y creo que SLD (Alianza de la Izquierda Democrática) puede ser clave y puede crecer porque no hay alternativa.

Anuncios

2 comentarios en ““Creo que es un buen momento e interesante para estar en Polonia”. Entrevista a Adam Reichardt, editor jefe de New Eastern Europe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s