29 de noviembre, Andrzejki–la noche de las brujas en Polonia

Ritual con la cera que se practica durante la noche de San Andrés Foto: naszepiaseczno.pl
Ritual con la cera que se practica durante la noche de San Andrés Foto: naszepiaseczno.pl

En Polonia, al igual que en muchos otros países, se celebra el Día de San Andrés el  día 30 de noviembre. Sin embargo, esta fecha adquiere un significado diferente para los polacos ya que constituye una gran celebración de las antiguas tradiciones y costumbres polacas. Los orígenes de la celebración de Adrzejki en la vigilia del día de San Andrés se remontan a las tribus eslavas paganas que habitaban Polonia antes de la implantación del Cristianismo y fundación del Reino de Polonia,  pero esta costumbre recibió un nombre católico para ser más bien aceptada dentro de la sociedad católica. Esta noche es sin duda una gran ocasión para descubrir antiguas costumbres polacas, comer, beber y pasar un muy buen rato.

¿Qué les espera a los asistentes a una fiesta de Andrzejki?

Al igual que  en cualquier otra celebración en Polonia no escasearán la comida y la bebida. Pero al tratarse del último día antes del Adviento la tradición marca que hay que comer y beber tanto como sea posible. Se trata pues del último día para hacer una fiesta antes de un periodo de privaciones. En el fin de semana más cercano al 29 de noviembre casi todos los clubs organizan una fiesta y también muchos polacos celebran Andrzejki en sus casas entre amigos.

En el pasado, esta celebración era algo muy serio. Era uno de esos días en que la gente podía predecir su futuro . El 29 de noviembre, durante la noche, el deber del santo era ayudar a las chicas jóvenes a descubrir cuándo se casarían, el nombre de su futuro esposo y que otras cosas les depararía el futuro.

Hoy en día Andrzejki es básicamente una noche de diversión en que las mujeres jóvenes polacas solteras (hoy en día también casadas) se reúnen en una fiesta (y  ya muchas veces también con los hombres) para participar en una serie de rituales y juegos que se suponen les permitirán predecir su futuro, sobre todo en lo que refiere a su futuro matrimonio.

Por ejemplo, se dice que las solteras pueden adivinar el aspecto de su futuro amor derramando cera caliente sobre agua fría (normalmente a través del ojo de una llave). También que, una vez todo el mundo se ha quitado los zapatos y se han amontonado juntos, si se ponen uno tras otro en linea recta los zapatos desde un punto hasta una puerta y pared, la persona cuyo zapato sea el último en añadirse es la que se casará antes. Es habitual también sortear, a través de papelitos con los nombres de los participantes depositados en una urna, algunos objetos simbólicos que predicen el futuro en relación con el amor, la salud, el dinero y el trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s